Quiénes somos

Una revista diferente:

Filosofía

Contacto

c/Velázquez 105, 4ª planta
28006 Madrid
Tel.: 911 123 615 - Fax: 902 93 32 41


Sí, voy a ‘destrozar’ el mercado

¿Qué tienen en común Youtube, el Circo del Sol o la Blackberry? Pues que se trata de tres innovaciones disruptivas que rompieron moldes establecidos y crearon nuevos nichos de mercado. Una opción de la que cada vez hay más ejemplos en España.


Share   

Por

Conteste a la siguiente pregunta: ¿Es usted de los que ve la televisión mientras está conectado a Internet a través de su ordenador portátil, tableta o smartphone? ¿Sí? Entonces, ¿por qué no crear un puente tecnológico que una la televisión e Internet? Es lo que ha desarrollado Bridge Mediatech, una empresa de Vigo, con su modelo de televisión aumentada, o second screen, denominado mashTV. “A través de una aplicación, que está en proceso de patente internacional, que se descarga en el teléfono móvil, la tableta o el portátil, permitimos al telespectador interactuar con los contenidos televisivos de forma personalizada”, señala Andrés Mazaira, CEO de la compañía. Por ejemplo: si una persona está viendo una carrera de Fórmula 1, podrá disfrutar de imágenes, que no aparecen en la televisión, del box de Ferrari en su dispositivo móvil. O si hay un partido entre el Real Madrid y el Barcelona, inmediatamente podrá adquirir, a través de esa segunda pantalla conectada a Internet, las botas de Ronaldo o de Messi impulsado por el gol que acaba de meter su ídolo.

“En los últimos tres años está aumentando el número de propuestas radicales, o disruptivas, en España”, afirma Xavier Marcet, consultor en innovación y presidente de LTC Project. El caso de mashTV se asemeja, por ejemplo, a la aparición de la Blackberry, un dispositivo híbrido que ni inventó el teléfono ni el correo electrónico, pero que unificó ambos permitiendo llevar el e-mail en el bolsillo. El ingenio desarrollado por Bridge Mediatech lo que busca es estrechar lazos entre la televisión e Internet. ¿Ventajas? Permite al espectador interactuar con los contenidos televisivos, al anunciante dar una publicidad personalizada, y a las cadenas de televisión socializar sus programas en las redes sociales, entre otras.

Bridge Mediatech es una de las muchas caras que puede ponérsele a la llamada innovación disruptiva. “Sucede cuando irrumpe una nueva tecnología, o un modelo de negocio, que rompe las reglas”, indica el presidente de LTC Project. Pero tiene muchas más. “Se trata de creaciones que también incorporan conocimientos e ideas, a la par que desarrollan nuevos mercados”, apunta Xavier Ferràs, director de Innovación de ACC1Ó. Cambios que ofrecen beneficios como la exclusividad, el desarrollo y, sobre todo, un salto evolutivo capaz de cambiar la historia de la compañía.

Un ejemplo es Nice Cold Systems, una empresa nacida al amparo de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC). “Ya tenemos algún cliente importante, como Ikea, y estamos finalizando negociaciones en varios puntos del mundo”, apunta Xavier Boil, su director comercial. Se trata de un sistema tecnológico que permite, por primera vez en el mundo, preparar y congelar frutas y hortalizas manteniendo su estructura original. Es decir, conservando sus propiedades organolépticas: aspecto, olor, sabor y todas sus vitaminas.

Hasta su puesta de largo, en el verano de 2012, cuando una fruta se congelaba, el agua que contenía cristalizaba. Eso hacía que, al descongelarse, se volviera flácida, perdiendo su estructura, consistencia y sabor. Nice Cold Systems lo que ha conseguido es aplicar un proceso físico, sin ningún componente químico, de modo que pueda ser congelada en el punto de origen, conservando intactos su sabor y propiedades hasta tres años. ¿Beneficios? Por ejemplo, los productores quedan liberados de la soga de la temporalidad, ya que podrán enviar su fruta con todo el sabor a cualquier lugar del mundo en cualquier momento del año. Además, como la fruta está pelada y cortada, solo se transporta la parte aprovechable para el consumo, con el consiguiente ahorro en combustible. “Lo que queremos es poder congelar en el país de origen. Y que cuando comamos una piña de Costa Rica, sepamos que ésta ha sido recogida en su punto óptimo de maduración, y no cuatro semanas antes porque tiene que hacer una travesía de dos semanas en barco hasta Europa”, indica el director comercial.

GRUA-MOVILwebPero innovación de ruptura no significa siempre que haya que inventar la rueda. Algunos cambios, que modifican productos existentes, pueden crear nuevos nichos de mercado. A nivel internacional, un claro ejemplo es el Circo del Sol, que eliminó los shows de animales de este tipo de espectáculos pero incorporó otros factores como un entorno refinado, producciones múltiples y danza.

Un reinventarse o morir que la empresa catalana Compact Habit está llevando al lánguido sector del ladrillo. ¿Cómo? Dándole una vuelta de tuerca al hormigón al apostar por su construcción en módulos totalmente acabados y equipados en fábrica. “Hacemos una estructura monolítica y tridimensional de hormigón armado que colocamos sobre una línea de producción, como si fuera una cadena de montaje de un coche”, apunta Albert Spinalt, director de Márketing y Ventas. Y cuando sale de la misma, al igual que sucede con los automóviles, lleva todo incluido: ventanas, puertas… hasta la cocina completa, con su frigorífico y lavadora, si así lo desea el cliente.

Otra de las características que definen a este tipo de innovaciones es que se trata de procesos lentos, arriesgados, en los que no se trata de acertar solo con la propuesta, sino también de hacerla en el momento adecuado. “Esto no es una ruleta, pero las certidumbres no son fáciles”, afirma el presidente de LTC Project. Un claro ejemplo es Ictineu Submarins y su Ictineu 3, un submarino que surgió tras la catástrofe del Prestige, que dejó en evidencia la falta de medios de este tipo en España. Con un peso de cinco toneladas (uno de los más ligeros del mundo), y con capacidad para tres personas, será el primero que funcione con baterías de iones de litio polímero. Además, puede descender hasta 1.200 metros de profundidad, y tendrá una cúpula de metacrilato de más de 1,5 metros. Sin embargo, ocho años después, y con más de dos millones de euros invertidos, ha tenido que lanzar una campaña dirigida a particulares y empresas para recaudar los fondos necesarios y así finalizar el proyecto.

 



ÍNDICE



Siguenos también en: · Facebook · Twitter



Copyright © capital.es. Todos los derechos reservados | Política de privacidad y protección de datos | Aviso legal