Quiénes somos

Una revista diferente:

Filosofía

Contacto

c/Velázquez 105, 4ª planta
28006 Madrid
Tel.: 902 56 54 88 - Fax: 902 93 32 41


Correos1

¿Quiere saber cómo llega una carta a su destino?

¿Quién dijo que ya no se mandan cartas? Aún se distribuyen 4.064 millones de envíos al año. ¿Sabía que cada sobre tiene su propio DNI? Le proponemos hacer el recorrido de una carta desde que alguien le pone el sello hasta que llega a su buzón.

30 mayo 2013

Share   

Por

Entre seis y seis millones y medio de cartas entran y salen a diario. Llegan en camiones, cruzan una de las 45 puertas de acceso y, a partir de ahí, aunque se trate de pequeños sobres fascina ver cómo pronto empiezan a moverse a sus anchas y a toda velocidad por una superficie diáfana de 18.000 metros cuadrados. Hacen su entrada en cajas o en grandes sacas blancas. Las primeras son las que proceden de las oficinas de Correos y las que envían directamente las empresas o la Administración que –ya le avanzamos– son la mayoría. Hay cientos de cartas iguales, todas perfectamente ordenadas. Las segundas han sido recogidas de los ya históricos buzones amarillos. Están mezcladas, no hay dos iguales.

Correos2Las que llegan en cajas pasan directamente a la máquina de las aplicadas, que se encarga de ficharlas a un ritmo de hasta 46.000 cartas por hora. En apenas un segundo es capaz de leer el código postal de 13 cartas. Las de los buzones entran en la que llaman la bombonera, un gran bombo que las ordena y descarta los sobres que escapan al tamaño estándar. También las registra, pero a un ritmo menor, a entre 26.000 cartas la hora. El margen de error en la lectura es mínimo, aunque cuando la máquina no es capaz de descifrar los códigos postales –ocurre, sobre todo, con las manuscritas– las retiene unos segundos mientras un equipo de personas los traduce.

A partir de ahí, ya no hay diferencias. Haya costado unas décimas de segundo más o menos, todas las cartas tienen su cronomarca. ¿Se han fijado en que los sobres que llegan a su buzón tienen una hilera de rayas de color naranja y un grupo de números? Ése es su DNI. Aunque le parezca misión imposible, esas cifras se pueden leer: revelan la provincia desde la que se ha realizado el envío, el centro al que ha llegado, la máquina que lo ha fichado y el día del año (en fecha juliana) y la hora en la que lo ha hecho.

Correos3Las cartas ya han entendido cuál es su destino y ponen rumbo a él –algunas son controladas a través de un filamento de radiofrecuencia que les sigue las pista–. Por las cintas siguen su camino a toda velocidad hasta que cada sobre encuentra su compartimento. Si son locales, van a parar a unos cajetines por código postal o por distrito –sólo les queda esperar al reparto de la mañana siguiente–. Si son nacionales, se clasifican por provincias y, si son internacionales, ponen rumbo a Barajas para facturar.

El personal de Correos agrupa los montones de sobres en cajas que mueven en palés y que introducen en los camiones que tiñen de amarillo la geografía española por las tardes y por las noches para llegar a primera hora al centro de destino. Una vez allí, ya con su código de barras, de forma rápida pasarán el filtro local hasta ponerse en manos de los 34.000 carteros de Correos que meten la correspondencia en nuestros buzones.

Correos4Así funciona uno de los 17 Centros de Tratamiento Automatizado (CTA) que Correos tiene en España. Inaugurado en 2002, es el más grande, está situado en la localidad madrileña de Vallecas y reparte a Madrid y a Castilla-La Mancha. En él trabajan 600 personas en tres turnos. Nunca cierra y nunca para.

¿Quién dijo que ya no se escribían cartas? Es una realidad que se escriben muchas menos, pero aún son 4.064 los millones de envíos que se distribuyen cada año. En el número de julio de la Revista Capital, que estará en los quioscos a partir de mañana, podrá descubrir cuáles son los principales desafíos y estrategias empresariales que se plantea Correos dentro de su Plan de Acción 100-300-1.500. Las analizamos con su presidente, Javier Cuesta Nuin, en la primera entrevista que concede a un medio escrito desde que llegó a su cargo hace ahora 15 meses. La estrategia de diversificación es evidente: “Correos es mucho más que cartas”, avanza.

 

Correos5

No hay comentarios

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

¡Anímate a ser el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

boton_suscripcion-01

El medio de la generación multimedia


Siguenos también en: · Facebook · Twitter



Copyright © capital.es. Todos los derechos reservados | Política de privacidad y protección de datos | Aviso legal