Quiénes somos

Una revista diferente:

Filosofía

Contacto

c/Velázquez 105, 4ª planta
28006 Madrid
Tel.: 911 123 615 - Fax: 902 93 32 41


La crisis llega a las bodas: ‘La moda’ son los vestidos de segunda mano


Share   

Por

Para esas novias que están pensando en casarse y se niegan a comprar un vestido cualquiera, la mejor salida es alquilar,  la elección perfecta para una boda inteligente.

Por todos es sabido que una de las principales pegas para dar el gran salto es el alto coste que supone el evento. El banquete, la música, el recinto, el viaje…un conjunto de cosas a las que se añaden otras muchas más, y hacen una labor casi imposible de afrontar. Una boda de 100 personas cuesta de media unos 16.500 euros, frente a los 12.600 que suponía en 2013. Para ahorrar es necesario planificar y elegir las fechas indicadas para hacerlo. Elegir el día fuera de temporada, que no caiga en puente o evitar un día reseñable como Navidad, San Valentín o Año Nuevo, supone de primeras un ahorro importante, pero  sin duda, una recurrente ayuda para maquillar los gastos es la de vender o alquilar el traje de novia.

El incremento de un 45% de los vestidos de segunda mano es el reflejo del interés y las vueltas de cabeza de los novios para ahorrar. Esta venta supone una inversión extra y un ahorro para futuras novias que decidan alquilar. Ya existen portales suficientes para elegir donde vender o donde alquilar como Weddalia o Nuptialista. Entre las ofertas se encuentran vestidos de todo tipo de marcas en perfecto estado. Son una opción perfecta para evitar el gasto de un vestido, que por muy especial que sea, solo se utiliza una vez y puede ayudar a otra novia a encontrar el vestido que busca.

Este incremento del 45% de alquileres de vestidos puede ser una idea inteligente para ahorrar o ingresar un extra con la venta del vestido. A nadie le sorprende que se alquile el chaqué tanto del novio como de los testigos, pues a esto se le suma el traje de novia. Los vestidos de novia cuestan una media de 2.000 euros, alquilarlo supone una rebaja del 60%, todo parece apuntar a la mejor opción para recuperar el vacío de bolsillo. Un ahorro casi imprescindible teniendo en cuenta que al precio del vestido hay que añadirle los zapatos, el ramo, el maquillaje y el peinado, que suponen entre 400-700 euros de media.

Esta opción de ahorro está muy extendida en países como Japón o Estados Unidos. En España ha arrancado con fuerza incrementándose un 45% en un solo año. Datos de 2014 y años anteriores muestran que Madrid encabeza la lista de las comunidades autónomas en las que es más caro casarse, seguida de Cataluña y Valencia. Al otro lado de la cola se encuentran Extremadura y Canarias como las comunidades más económicas.

foto Shutterstock 



ÍNDICE




El medio de la generación multimedia

Siguenos también en: · Facebook · Twitter



Copyright © capital.es. Todos los derechos reservados | Política de privacidad y protección de datos | Aviso legal