Quiénes somos

Una revista diferente:

Filosofía

Contacto

c/Velázquez 105, 4ª planta
28006 Madrid
Tel.: 911 123 615 - Fax: 902 93 32 41


El dinero nos da la felicidad


Share   

Por

Los resultados de la encuesta realizada por el Pew Research Center, observatorio con sede en Washington, han puesto en duda eso de que el dinero no da la felicidad. Las economías avanzadas siguen encabezando el ranking de los países más satisfechos, aunque los mercados emergentes y en vías de desarrollo cada vez se encuentran más cerca de alcanzarlos.

Los ingresos generales del país siguen repercutiendo de manera directa en la situación personal de sus ciudadanos, por lo que, en términos generales, los ricos siguen siendo más felices. A pesar de la situación económica de los últimos cinco años, seis de cada diez israelíes, estadounidenses, alemanes y británicos sitúan su felicidad por encima de siete en una escala de diez. En general, el 53 por ciento de la población de las naciones ricas se encuentra mejor ahora que hace cinco años.

No podemos decir lo mismo en suelo patrio. Los españoles no solo tenemos menos dinero en los bolsillos sino que, además, paseamos con las caras más largas. Nuestra satisfacción ha caído doce puntos en cinco años, y hemos pasado del 66 por ciento en 2007 al 54 en el presente año.

España, que comparte grupo con Alemania, Israel, Reino Unido, Japón, Italia, Francia, Corea del Sur y Grecia, es la economía avanzada que más ha caído en términos de felicidad, aunque la encuesta de Pew no incluye los datos relativos a Grecia. Sin embargo, no solo existen diferencias sustanciales entre mercados sino también dentro de los propios países. Por ejemplo, no todo es riqueza y bonanza para los teutones. Mientras que el 68 por ciento de los alemanes bien avenidos están contentos con sus vidas, solo el 48 por ciento de sus compatriotas lo comparte.

Nuestra percepción de la felicidad aumenta según la cantidad de bienes que tengamos. De hecho, el informe muestra que de dos personas que tengan los mismos ingresos, la más feliz es la que más artículos posea. Aunque parezca sorprendente, no son las joyas, los coches o una casa en la playa lo que colma nuestras ambiciones materiales, sino objetos cotidianos como una televisión, una nevera, una lavadora, un horno microondas, una moto y una radio.

La mitad de las personas que viven en países emergentes como Indonesia, China o Vietnam, también están más satisfechas ahora que en 2007. Los argentinos, mexicanos y peruanos son más felices que otras naciones emergentes. No obstante, todavía queda trabajo por hacer en las áreas en vías de desarrollo, ya que solo el 34 por ciento ha mejorado su calidad de vida en términos de economía y felicidad. Dentro de este grupo, también hay resultados positivos como los de Uganda, Palestina o Tanzania.

Pero no todo es felicidad y alegría en el informe. Los ucranianos vivían mejor hace cinco años que ahora, al igual que los tunecinos, los jordanos y los egipcios. Dos de cada diez ciudadanos de cualquiera de estos países coloca su felicidad por debajo de tres sobre diez y no tienen esperanzas de que su vida sea mucho mejor en el próximo lustro.

Salud mejor que dinero

Al margen de los ingresos y las propiedades, la salud es lo más importante en la vida para el 68 por ciento de la población mundial, seguido de la educación de sus hijos (65 por ciento) o la seguridad (64 por ciento). Según la encuesta, lo que menos interesa ahora mismo es viajar (29 por ciento) o tener acceso a Internet (24 por ciento).

En los países emergentes y en desarrollo, el 70 por ciento de la población está satisfecha con su salud y es una de sus principales prioridades. En los países ricos, las personas con más ingresos y mejor educación están más satisfechos que los que no han tenido esos privilegios, a pesar de disfrutar de acceso a la sanidad, trabajo y una vida familiar y personal estable.

Foto: Shutterstock



ÍNDICE




El medio de la generación multimedia

Siguenos también en: · Facebook · Twitter



Copyright © capital.es. Todos los derechos reservados | Política de privacidad y protección de datos | Aviso legal