/Alterkeys: viaja y siéntete como en casa

Alterkeys: viaja y siéntete como en casa

Una casa, un apartamento, una villa o, por qué no, un castillo. Todo esto se puede encontrar en Alterkeys (www.alterkeys.com). Eso sí, lo que no hallará son hoteles. “Ponemos en contacto a dueños de hogares, ya sean particulares o agencias, con viajeros que quieren sentirse como en casa”, señala Chema González, uno de los socios fundadores junto a Joan Muní y Patricia González.

La idea surgió en 2011, cuando Chema y Joan decidieron poner en alquiler algunas de las habitaciones del piso en el que vivían en Londres. “Buscamos en Internet y lo que vimos no nos ofrecía ninguna seguridad sobre el inquilino, el manejo de los pagos, cómo iban a dejar la casa… pero nos sirvió para ver una oportunidad de negocio”, recuerda Chema González.

Para arrancar contaron con una inversión de 140.000 euros. Luego recibieron ayudas del Ministerio de Industria, del Icex, e inversión privada. Y han sido galardonados con varios premios, como el 10 Brightest London Startups, impulsado por Bloomberg; o el Lanzadera, generado por Mercadona, y que les supuso una inyección de 200.000 euros. “Lo más difícil en este camino ha sido entender cómo funciona este mercado, ya que teníamos la idea, pero ninguno de los socios contábamos con experiencia en el sector”, concreta el cofundador.

Dar de alta una propiedad en Alterkeys es gratis. Además, otorgan un seguro también gratuito que cubre cada alquiler con 500.000 euros contra daños o robos. “Nunca lo hemos tenido que utilizar. Solo ha habido alguna incidencia de tipo menor como la rotura de un plato o un vaso”, comenta Chema González. En la actualidad cuentan con más de 100.000 alojamientos repartidos en 5.200 ciudades de toda Europa. Roma, Florencia o Londres son algunos de los destinos preferidos fuera de España, mientras que aquí Baleares, Canarias y Andalucía se llevan la palma. Sus principales clientes son personas de 35 a 55 años que viajan en familia o en grupo.

¿Ventajas? El arrendador se despreocupa de la entrega de llaves, de la limpieza del alojamiento, o de cualquier incidencia que pueda darse durante la estancia de los huéspedes. Mientras que el arrendatario consigue, de media, un ahorro del 70% respecto al precio de un hotel además de sentirse como en casa.

Con una plantilla de doce personas, más comerciales, cobran una comisión del 10% de cada alquiler (el precio lo pone el propietario). Y de cara al futuro tienen en mente aumentar el número de destinos expandiéndose fuera de Europa: Nueva York, México, Sao Paulo, Buenos Aires… “Si nuestros viajeros se desplazan a Londres queremos que se preocupen por el tiempo que hará en la ciudad, no por su alojamiento. Esa es nuestra premisa cada mañana, y lo seguirá siendo”, concluye Chema González.