Quiénes somos

Una revista diferente:

Filosofía

Contacto

c/Velázquez 105, 4ª planta
28006 Madrid
Tel.: 911 123 615 - Fax: 902 93 32 41


Así consigue Apple que pagues 700 euros por un móvil


Share   

Por

“Nosotros queremos hacer grandes productos”. Es la máxima que Steve Jobs impuso en Apple a su regreso a la compañía en 1997. y que se mantiene viva con su sucesor, Tim Cook. Un objetivo que les permite ser la compañía más admirada del mundo según la revista Fortune, y vender como rosquillas todos los productos a un precio que, para muchos, resulta excesivo. ¿O es que nunca te has planteado que pagar 700 euros por un teléfono es demasiado?

La pregunta que cabe hacerse entonces es sencilla: ¿qué tiene Apple para lograr que sus aparatos sean codiciados y vendidos a precios a los que la competencia no llega ni por asomo? No se trata de algo concreto, explica Javier Rovira, del ESIC, sino que “existen una serie de factores que la convierten en una de las compañías más sólidas del mercado.

En primer lugar destaca el sentimiento de pertenencia. Cada terminal de la compañía de Cupertino engloba toda una experiencia de uso para el usuario, que hace que lo sienta como algo propio y del que la persona forma parte. Empezando por el mismo nombre, dice Rovira, “fíjate que todas las marcas llevan el I (yo) por delante”. Iphone, iPad, iMac…

Absolutamente todos los productos, pasando por el iTunes o la appStore responden a una necesidad de los usuarios de forma

iWatch de Apple

iWatch de Apple

simple. Están pensados para un público que valora los atributos. Y aquí el mejor ejemplo lo tenemos en las tabletas. Ipad es el rey del mercado, pero la primera que vimos uno encima de la mesa llevaba el nombre de la competencia: el de Microsoft, allá por el 2001. Sin embargo, no sería hasta una década después cuando Steve Jobs presentó el primer modelo de tableta de Apple. Un éxito al que le habían precedido los del iPhone y el iPod. De hecho, según explica el profesor de ESIC “supieron aprovechar la época de la digitalización aprovechando sus puntos fuertes: el video, el audio y la imagen”, sentencia.

Otra de las fortalezas de la manzana radica en su fortaleza de innovación. Sus productos están testados, responden a una necesidad y se mantienen fiel a su código cerrado. Las aplicaciones que se emplean en el ecosistema Apple, no pueden emplearse en plataformas de otros competidores. Algo que genera ventajas competitivas sostenibles, un modelo de negocio exclusivo para los desarrolladores y garantiza actualizaciones de las apps.

En definitiva, lo que la compañía de Cupertino viene a demostrar es que si tienes un producto diferencial, le añades la personalidad individual y el sentimiento de pertenencia, puedes incrementar tus márgenes de beneficio. Especialmente porque el mercado te dice, como se lo dice a Apple, que está dispuesto a pagar más por lo que generas.



ÍNDICE



Siguenos también en: · Facebook · Twitter



Copyright © capital.es. Todos los derechos reservados | Política de privacidad y protección de datos | Aviso legal