Quiénes somos

Una revista diferente:

Filosofía

Contacto

c/Velázquez 105, 4ª planta
28006 Madrid
Tel.: 911 123 615 - Fax: 902 93 32 41


Evita que el banco te fría a comisiones


Share   

Por

Atención pregunta. ¿Se ha mirado usted alguna vez el contrato a la hora de abrir una cuenta corriente o una cuenta nómina? Casi seguro que la respuesta es no. Empezar una relación con un banco es muy sencillo. Se tardan pocos minutos en tener un producto operativo por Internet, o poco más en firmar los documentos en la oficina de turno. Todo parece muy fácil y en apariencia todo es muy barato. Vamos, gratis. Pero no es así y pronto uno se da cuenta de que nadie regala duros a peseta. “Mucha gente se acerca a una entidad por una publicidad engañosa. En ella ningún banco te dice que, tras el regalo de turno, hay una letra pequeña que tienes que leer para no llevarte sorpresas más adelante”, explica Estefanía González, portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.

dentro-3

Por desgracia, el español es bastante vago a la hora de empollarse los contratos y así no se da cuenta de que ese extraordinario producto bancario esconde gastos que no se esperaba. Los más habituales son las comisiones. Por norma general, un banco no cobra nada por el mantenimiento de una cuenta hasta que se deja de cobrar la nómina. Si eso ocurre, la entidad tardará menos de dos meses en pasar un cargo por el mantenimiento semestral de la cuenta. ¿Cuánto es ese importe? Varía según la firma. Pero por ejemplo basta recordar que ronda los 40 euros. Hay algunos que superan esta media, como el Banco Sabadell que cobra a sus clientes 60 euros o Catalunya Caixa, 54 euros, según un estudio de Kelisto.es “Muchas veces ocurre que dejas de cobrar el salario de la empresa y lo que te paga el paro no alcanza un mínimo que tienes en el contrato pero del que no te sabías nada porque no lo habías leído. Entonces te llega la comisión”, añade González.

¿Qué hacer cuando eso ocurre? Pues no queda más remedio que armarse de paciencia e insistir en la entidad para ver si hay suerte y el operario de turno se apiada de tu situación y te elimina esos euros. Existe otra solución que evita el cargo aunque no haya nómina domiciliada. Pero es difícil de cumplir, ya que se trata de tener un saldo de unos 30.000 euros. ¿Moraleja? Si eres pobre y no tienes trabajo prepárate a pagar. Así funciona este mundo donde la solidaridad bancaria brilla por su ausencia.

Por fortuna, sí que hay maneras para ahorrarte todos estos quebraderos de cabeza. La solución está en obviar los cantos de sirena de la publicidad y buscar entidades financieras que no te pongan condiciones abusivas encerradas en letra pequeña. Esos supuestos chollos se encuentran en Internet y en alguna entidad tradicional. Vamos con ellos. Según la gente de Kelisto, las mejores cuenta sin nómina que existen en la actualidad son la Cuenta Self de Self Bank que tiene un coste cero y además te da un interés del 2,5% los primeros cuatro meses. A continuación se encuentra la Básica de unoe, sin comisiones pero sin premio, la i de Cajamar (0,45% de interés), la Doble Clic de Caja España y Caja Duero (0,35% de interés) y las cuentas corrientes online de Abanca, Activo Bank, openbank y Banco Popular-e.

dentro-2

En cuanto a la banca tradicional tenemos dos buenos ejemplos. El mejor es el de Novanca. Se trata de una caja de crédito cooperativa creada en 2006 tras la fusión de 20 cajas rurales. Esta entidad no da nada pero tampoco cobra nada y tiene la ventaja de que se puede ir a la oficina a resolver los trámites. ¿Inconveniente? Al ser una marca tan joven, solo está presente en algunas localidades del sur de Madrid. Un caso especial es el de CaixaBank, que tiene una cuenta a coste cero que se llama Básica, y que se abre por Internet. Una vez realizado el proceso se puede ir a cualquier oficina a resolver las operaciones más habituales relacionadas con el producto. No tiene pegas. “Los bancos buscan fidelizar a los clientes y que, con el tiempo, tengan contratados productos más ventajosos con la entidad. Quizá por eso a veces ofrecen productos muy beneficiosos”, concluye González.

 

Fotos: CaixaBank, Pixabay.



ÍNDICE



Siguenos también en: · Facebook · Twitter



Copyright © capital.es. Todos los derechos reservados | Política de privacidad y protección de datos | Aviso legal