Quiénes somos

Una revista diferente:

Filosofía

Contacto

c/Velázquez 105, 4ª planta
28006 Madrid
Tel.: 911 123 615 - Fax: 902 93 32 41


Paloma Beamonte (Xerox): “Ser mujer y joven no es sinónimo de mal profesional”

Fotos: Raúl García-Juez


Share   

Por

El día 8 de marzo es el Día de la Mujer Trabajadora. Y nada mejor que hablar con una mujer que empezó ‘desde los cimientos’ de Xerox para llegar a ser su presidente. Una historia curiosa, ya que, como coloquialmente se dice, consiguió ‘meter la cabeza’ en la compañía tras superar una entrevista de trabajo en la que el director comercial le pidió que le vendiera un cenicero. Y le bastaron dos palabras para convencerle: ‘¿Tú fumas?’. “El vendedor lo que tiene que hacer es escuchar a su cliente”, resalta. Dicho de otra manera: el más común de los mortales hubiera empezado a hablar maravillas del producto a su interlocutor sin saber para qué lo quiere. O para usarlo, porque es fumador, o como simple elemento decorativo. Desde entonces no ha parado de subir peldaños en la compañía.

 

PBeamonte

En la radio del SIMO, hace 25 años, se decía: “No dejen de visitar a las conejitas de Xerox”. Con la perspectiva del tiempo, ¿qué sensación le produce? ¿Poner chicas ‘con salsa picante’ era, y es, sinónimo de ventas?

Lo novedoso que hizo Xerox ese año fue no poner azafatas florero, como se estilaba, sino darnos un curso de una semana previo para demostrar las bondades de los equipos. Poner salsa picante nunca ha sido nuestra estrategia.

¿Cuál es su fórmula para vender más?

Trabajar mucho. Y hacerlo bien. Son dos frases muy obvias que, en muchas ocasiones, no van juntas. Porque quien trabaja bien, a veces no es muy constante y, quien lo es, a veces no piensa antes de actuar y no hace lo adecuado. Ambas cosas, juntas, son el secreto del éxito.

Sencillo en la teoría pero difícil de aplicar en la práctica ¿Por qué no es así? ¿Por la propia idiosincrasia del español?

No creo que sea un tema de nacionalidades. Es algo universal. Psicológicamente, hay dos perfiles: el pensador y el actuador. Lo adecuado está en el medio. El pensador muchas veces medita mucho pero hace poco, y el perfil más de acción se pone a hacer sin haberse sentado antes a reflexionar cuál es el camino apropiado.

 



ÍNDICE



Siguenos también en: · Facebook · Twitter



Copyright © capital.es. Todos los derechos reservados | Política de privacidad y protección de datos | Aviso legal