Quiénes somos

Una revista diferente:

Filosofía

Contacto

c/Velázquez 105, 4ª planta
28006 Madrid
Tel.: 911 123 615 - Fax: 902 93 32 41


¿Equilibrio presupuestario? Raimundo Fernández Villaverde lo logró


Share   

Por

El desastre colonial vivido en Cuba en 1898 fue un duro varapalo para las arcas españolas. A 31 de diciembre de 1898, la deuda pública del Estado español ascendía a 9.796 millones de pesetas, de los que 2.695 millones correspondían a deudas coloniales. Francisco Silvela, presidente del Consejo de Ministros, tenía claro que el único que podía arreglar el desaguisado era Raimundo Fernández Villaverde. Y la tarea tenía miga porque, aunque todos los ministros de Hacienda españoles del siglo XIX hicieron del equilibrio presupuestario santo y seña, lo cierto es que entre 1845 y 1899 ¡sólo cuatro! lo consiguieron de forma efímera.

Nacido en Madrid en 1848 (murió en 1905) y licenciado en Derecho por la Universidad de Madrid, poseía un extenso currículo: diputado, ministro de Gobernación, de Gracia y Justicia, interventor general de la Administración del Estado… ¿Cuáles fueron sus logros en los dos períodos en los que estuvo al frente de Hacienda (entre el 5 de marzo de 1899 y el 6 de julio de 1900, y entre el 6 de diciembre de 1902 y el 23 de marzo de 1903)? “Controló el gasto, arregló la deuda pública, y consiguió el equilibrio presupuestario y la estabilización monetaria”, señala Francisco Comín en ‘Cuadernos de Información Económica’. ¿Y cómo lo hizo? Frenando el gasto más que aumentado los ingresos.Raimundo_Fernandez_Villaverde

Eso fue posible gracias a la conclusión del conflicto de Ultramar (los gastos descendieron de 173 a 147 millones de pesetas entre 1900 y 1902) y a un reordenamiento de la deuda (el volumen de deuda en circulación cayó desde los 13.280 millones de pesetas en 1901 a 10.325 millones en 1914). “Esto suponía un descenso del 22%, prácticamente completado antes de 1909”, añade Francisco Comín. Sin olvidar un férreo control del gasto (frenó el plan para reconstruir la escuadra española, por ejemplo).

Tan sólidos fueron los cimientos que levantó, que sus sucesores en el cargo mantuvieron esa política fiscal de equilibrio durante los 10 ejercicios presupuestarios siguientes (hasta 1908). “El resultado del saneamiento logrado fue magnífico”, subraya Juan Velarde en un artículo sobre ‘La Hacienda española del siglo XX’. Además, sentó las bases de una nueva reforma tributaria.

 



ÍNDICE



Siguenos también en: · Facebook · Twitter



Copyright © capital.es. Todos los derechos reservados | Política de privacidad y protección de datos | Aviso legal