Quiénes somos

Una revista diferente:

Filosofía

Contacto

c/Velázquez 105, 4ª planta
28006 Madrid
Tel.: 911 123 615 - Fax: 902 93 32 41


Disney podría romper la boda entre Barbie y G.I.Joe


Share   

Por

El gigante del entretenimiento infantil, Disney, posee una gran fortaleza para hacer películas de acción de muñecas y juguetes que se conviertan en super ventas. En la situación actual, en la que Hasbro y Mattel compiten entre sí, los estudios Disney tienen una gran fortaleza para hacer películas de ambas y hacer que unos compitan con otros por los derechos. Por ejemplo, con Frozen, convertida en oro. El año anterior, Hasbro compitió lejos de Mattel, que logró 500 millones de dólares frente a su rival por licenciar a la princesa helada.

Disney es la mayor productora en el mundo, con producciones que generan en ventas más de 4.500 millones en ventas, cerca del 9% del total de sus ingresos. Si quitamos uno de los potenciales actores de la ecuación, podría abrirse un agujero en sus ventas, según Sean McGowan, un analista independiente de la industria juguetera.

Las negociaciones

Mattel y Hasbro mantienen conversaciones sobre una fusión, según fuentes relacionadas con las negociaciones. Hasbro que, entre otros, fabrica el Monopoly o los G.I. Joe, se aproximó el año pasado a su rival para plantearle la operación. Desde entonces mantienen conversaciones esporádicamente. Aunque esto no quiere decir que termine en un acuerdo, aseguran.

Una fusión crearía el mayor gigante de la industria del juguete en el mundo, con unas ventas anuales de 10.000 millones de dólares, dejando a larga distancia a Lego. Además, una combinación Hasbro-Mattel, podría tener las mejores marcas y licencias para juguetes, incluyendo: Star Wars, Marvel, Transformers, Barbie, Frozen o la Princesa Dinsey. También lideraría el mercado de niños y bebés, con Fisher-Price, o Playskool, Mr.Potato y Barrio Sésamo.

Una fusión podría tener importantes implicaciones para Disney, pero también para el resto de estudios de cine, asegura Marty Brochstein, Vicepresidente de la Asociación Internacionacional de Licenciación. “Ahora pueden enfrentar uno a otro. Tienes a dos grandes licitadores en el mismo nivel”, sentencia. Sin embargo, ahora algunas compañías más pequeñas como Malibu o Spin Master podrían tener más opciones de trabajar con Dinsey, y recibir más atención de ella.

De hecho, Disney podría romper esa fusión si la considera peligrosa. Tiene argumentos de sobra, explica Brochstein, porque en los acuerdos para licencias películas figura la posibilidad de romperlos en caso de que las empresas cambien de manos. Aunque otros estudios podrían hacer lo mismo. Sin embargo, la mayor amenza en que Hasbro y Mattel dejen de competir con sus marcas, es que ahora podrían decidir qué productoras tienen los mejores diseñadores, y cambiar de estudios. O, por el contrario, lanzarse a la aventura de competir por ellas mismas contra los gigantes actuales.



ÍNDICE




El medio de la generación multimedia

Siguenos también en: · Facebook · Twitter



Copyright © capital.es. Todos los derechos reservados | Política de privacidad y protección de datos | Aviso legal