Quiénes somos

Una revista diferente:

Filosofía

Contacto

c/Velázquez 105, 4ª planta
28006 Madrid
Tel.: 911 123 615 - Fax: 902 93 32 41


De exportar a internacionalizar con mayúsculas


Share   

Por

En 2015, las exportaciones españolas crecieron un 4,3%. Para este año se espera que el porcentaje se incremente hasta el 5%, lo que indica que no estamos hablando de un fenómeno que no será flor de un día. Muy al contrario, vender productos y servicios fuera de España se ha convertido en la solución para muchas empresas. Además, el bajo precio de las materias primas y del euro favorecen este fenómeno.

El tsunami exportador es tan evidente que los expertos ya no mencionan la palabra exportación. Ésta se ha sustituido por internacionalización. ¿Dónde está la diferencia? Simple. Con la primera, no hay inversión directa en el país de destino. Con la segunda, sí. Además, implica que toda la empresa funcione de manera global. Desde el CEO hasta el último empleado de planta, saben que su mercado no se limita a España. Todo el mundo puede ser receptor de los productos, lo que genera la creación de filiales comerciales por el mundo.

20160209_Desayuno_de_Negocios_Jump_199
Lo más curioso de este fenómeno es que se ha llevado a cabo en un momento en el que las incertidumbres acompañan cualquier aventura empresarial que tenga como destino atravesar los Pirineos. Al menos eso es lo que opinan el diplomático Inocencia Arias, el economista Emilio Ontiveros y José Vilches, marketing global category director de Campofrío. Los tres han protagonizado el primer encuentro de la plataforma Jump para la internacionalización de las empresas españolas, que ha contado con la colaboración de la revista Capital.

“El optimismo que existía a primeros de siglo se ha esfumado. Ahora tenemos un sentimiento negativo hasta para la globalización. Los motivos que han generado este sentimiento son diversos. El primero es China, que se ha convertido en potencia económica. Nadie sabe muy bien cómo son sus cuentas y esto supone un problema, ya que su influencia se siente en todo el continente asiático. Luego están las economías emergentes, los llamados Brics, que han dejado de tener un crecimiento constante, salvo India. Por otro lado, la UE ha perdido poder y su influencia está desdibujada”, asegura Inocencia Arias.

A pesar de la magnitud de los problemas, las empresas españolas han demostrado que el miedo es cosa de cobardes y se han lanzado a la aventura. “Pero lo han hecho de forma responsable. Se ha pasado de una época en la que lo importante era vender más en el exterior a saber gestionar los riesgos”, matiza Ontiveros. “Antes de dar el salto hay que analizar los peligros que puede haber en el destino. Existen cuatro que se deben tener en cuenta. Políticos, regulatorios, macroeconómicos y financieros. Los más graves vienen de esto último. Hay muchas firmas que se encuentran con el problema de que el precio de la moneda ha cambiado desde el inicio del proceso hasta el final, lo que puede generar dificultades que son difíciles de solucionar”, añade el economista.

dentro-1

De izquierda a derecha: Inocencio Arias, José Vilches, Emilio Ontiveros y Arturo Criado

Campofrío ha sufrido algunos de estos reveces en su aventura internacional. Pero eso no es óbice para abandonar, sino experiencias de las que se deben aprender. “Ahora estamos mejor preparados para competir fuera de España. Yo aconsejo una estrategia de mancha de aceite. Empezar por lo que se tiene más cerca, que es Europa, consolidar y seguir la expansión. Pero lo primordial es que durante todo el proceso haya un liderazgo en la empresa que sea capaz de lograr que todo el mundo piense desde un punto de vista internacional. Tienes que conseguir que la compañía tenga una visión de destino y no de país de origen. Solo así se puede lograr que nuestra filial francesa o italiana exporten a otros mercados. No todo debe partir desde España”, concluye José Vilches.



ÍNDICE




El medio de la generación multimedia

Siguenos también en: · Facebook · Twitter



Copyright © capital.es. Todos los derechos reservados | Política de privacidad y protección de datos | Aviso legal