Quiénes somos

Una revista diferente:

Filosofía

Contacto

c/Velázquez 105, 4ª planta
28006 Madrid
Tel.: 911 123 615 - Fax: 902 93 32 41


Javier Luxor: “Las empresas cojean en la gestión emocional de las personas”

Sus espectáculos para la empresa no dejan indiferente a nadie ya sea por el mensaje, por el entretenimiento, o por el asombro final del público. Porque sus técnicas logran cambios que, a primera vista, pudieran parecer imposibles.


Share   

Por

Empresa y mentalismo. Una combinación que para el común de los mortales podría parecer, cuanto menos, rara. Pero no es tal. Y mucho menos para Javier Luxor. Ingeniero de formación, MBA y con años de experiencia a su espalda en puestos de ventas y marketing en diferentes compañías, decidió cambiar el guión de su vida y dedicarse a su pasión. “Cuando empecé a desarrollar espectáculos para diferentes firmas me di cuenta que había cosas que yo sabía y que ellas desconocían”, señala. Como, por ejemplo, la comunicación no verbal, la sugestión, la persuasión, la psicología o la intuición.

Javier_Luxor_14

Para hablar de esa mezcla nos citamos con Javier Luxor en un lugar que también tiene algo de magia, como es Platea, en Madrid. Un antiguo cine convertido ahora en un proyecto que aúna espectáculo y gastronomía. “En mi trabajo hago a la gente partícipe de las experiencias para que se lleve el aprendizaje metido dentro porque cogen las ideas desde la demostración, no desde la teoría”, apunta. Por ejemplo, pasando descalzo por una ‘alfombra’ de cristales rotos. Técnicas que él denomina como de alto impacto. “No es lo mismo que hable del miedo como que lleve a la persona a una situación en la que va a sentirlo y vencerlo”, añade. De lo que se trata es que entienda el proceso mental para que cuando se enfrente a otra situación similar sepa lo que pasó a la par que cómo gestionarlo. “No puedo poner los cristales y decir pasa. Tengo que llevar a la gente al estado mental para que lo haga. ¿Cómo? Primero con una pequeña charla, una visualización para que crean que pueden llevar a cabo lo que quieran, y luego haciendo yo mismo la actividad”, explica. Siempre hay alguien que no tiene temor y hace la prueba. Cuando pasan un compañero o dos, la fila crece. Pero también hay quien se queda hasta el final. De hecho, no siempre todo el mundo se atreve. “Alguno dice estar paralizado pero que tiene que dar el paso. Estos son los mejores porque son los que han vencido el miedo”, recalca Javier Luxor. ¿Y si no hay voluntarios? Entonces le pide a la persona que ha contratado el evento que sea el primero.

Reconoce que su estrategia no varía ya se trate de empresas nacionales o internacionales. Aunque sí admite que las plantillas de estas últimas están más acostumbradas a su trabajo. ¿Y quiénes son más receptivos: altos mandos, puestos intermedios, asalariados…? “Cada uno, independientemente de la posición en la que esté, puede emplear mis enseñanzas. Les hablo de innovación porque cualquier persona en el ámbito de su trabajo puede ser innovador”, recalca. El mero hecho de levantarse, y pensar que vas a hacer cosas, demuestra que es así. Y sirve tanto para el becario como para el CEO. “Las empresas persiguen que todos los empleados se consideren innovadores”, manifiesta. Y, según su opinión, el error de muchas de ellas es pensar que su mundo se reduce a vender: “Donde cojean es en la gestión emocional de las personas. Ahora ya se está metiendo mucho recurso y mucho esfuerzo para entenderlo. Pero en España muchas pymes tienen esos medios muy limitados y deben centrarse en el día a día”.



ÍNDICE



Siguenos también en: · Facebook · Twitter



Copyright © capital.es. Todos los derechos reservados | Política de privacidad y protección de datos | Aviso legal