Quiénes somos

Una revista diferente:

Filosofía

Contacto

c/Velázquez 105, 4ª planta
28006 Madrid
Tel.: 911 123 615 - Fax: 902 93 32 41


¿Qué hacer frente al déficit de talento?

Preparación, conocimientos, aptitud, compromiso y energía. Cinco pilares sobre los que debe asentarse el desarrollo de una cualidad cada vez más pretendida por las empresas. Pero deben saber cómo echar las redes y evitar que se escape.


Share   

Por

Punto máximo en los últimos siete años: un 38%. Este es el porcentaje de directivos, a nivel mundial, que declaran escasez de talento, según Manpower Group. ¿Lo más complicado de encontrar? Oficios manuales cualificados (chefs, panaderos, carniceros, mecánicos, electricistas…), comerciales, ingenieros, técnicos cualificados y conductores. Pero también directivos, personal contable y financiero, personal de apoyo de oficina, perfiles IT (especialmente programadores y administradores de bases de datos), y operarios de producción.

Otro punto llamativo en el estudio de Manpower es que más de uno de cada cinco directivos sigue sin implementar estrategias para enfrentarse a ello. “Hay buenas intenciones, piensan que es bueno gestionarlo, pero no saben”, afirma Camilla Hillier-Fry, socia de PeopleMatters. En el caso de España, por ejemplo, el 88% de las empresas del Ibex-35 lo consideran prioritario. “Pero se hace poco para mejorar la competencia y se trabaja poco la motivación y el compromiso de las personas”, añade. Dicho de otra manera, no se invierte en su desarrollo. Por tanto, hay que activar métodos y habilidades para identificarlo… y que no se pierda.

Cuestión de adaptación. España ocupa el puesto 39 entre 61 países, por detrás de Portugal, República Checa o Grecia en el World Talent Report de IMD. Posición similar (36) en el Índice de Competitividad por el Talento Global (GTCI) de Adecco. “En un entorno de tan rápida evolución, donde más de un 60% de los puestos de trabajo de hoy no existían hace 25 años, la capacidad para anticipar y preparar las habilidades y conocimientos necesarios que demandan los nuevos puestos de trabajo resulta esencial”, asegura Germán Nicolás, director general del Sur de Europa de Hay Group.

talento1

¿Cómo obtener lo que quiere la empresa? Las personas son el principal activo de una compañía. Como tal es necesario entenderlo y tomar medidas para retenerlo. “Lo contrario nos condenará a la paulatina pérdida de eficacia y productividad”, manifiesta David Monge, director general de Nexian. ¿Ojeadores como los que tienen los clubes de fútbol? Podría ser una buena solución. Pero, al igual que ellos, no deben dormirse en los laureles una vez descubierto el Messi de turno. “Conseguido, tendrán que buscar nuevos objetivos y nuevas personas en función de las necesidades de la compañía”, apunta Mariví Campos, socio de Talengo. Porque en el futuro, más que un Messi, quizás se necesite un Sergio Ramos. De ahí que tenga que ‘cambiar de gafas’ y poner su ‘punto de mira’ en las carencias que haya que cubrir, y no en las estrellas que brillan pero que no aportarían nada. “El talento es un sistema vivo, alineado con las necesidades de la empresa, pero cambiante”, matiza la socia de Talengo.

Oferta atractiva. Que existe un desajuste entre la oferta profesional del mercado laboral y las necesidades empresariales es obvio. “Dependiendo del sector productivo, entre un 50% y un 65% de las empresas que dicen tener dificultades para encontrar talento no es porque no exista sino porque la oferta no es atractiva”, relata Valentín Bote, director de Randstad Research. Salarios, condiciones laborales… y algo más. Por ejemplo, los millennials (aquellos nacidos entre 1980 y 2000) exigen transparencia y motivación, entre otros aspectos. “El orden jerárquico de las empresas no está abierto a la inclusión y al diálogo. Por eso, a esta generación no le interesan estas empresas. El estilo directivo tiene que cambiar y escucharles”, indica Camilla Hillier-Fry. Porque ellos lo que también buscan es participar y aportar.

Otra forma de mejorar este desorden es conocer la demanda, anticiparse a ella. “Los ciclos económicos no se pueden predecir, pero sí analizar cuál será la demanda”, indica Fernando Guijarro, director general de Talent Manager de Hudson. Y en paralelo, reformar el modelo educativo. Se invierte en educación, pero no se prepara a los jóvenes para las nuevas necesidades de la economía. “Las universidades deben formar a los profesionales en las capacidades técnicas que requieren las empresas y éstas deben mostrar sus necesidades a aquellas”, resalta David Monge.

talento2

Por tanto, hay que fomentar la interacción entre ambos. De esta manera se evitaría que muchos estudiantes salieran al mercado con grandes conocimientos, muchos de ellos innecesarios para el mundo laboral. “Igual que una empresa analiza al cliente para ofrecer un producto o un servicio adecuado a sus necesidades, los planes de estudio deberían ir en esta línea”, señala Ana Zayas, executive manager de Page Personnel. Una opinión que también comparte Juan Carlos Cubeiro, head of talent en Manpower Group: “Una buena preparación será condición indispensable, así como el aprendizaje constante. Y habrá que combinarlos con el desarrollo de la aptitud, la inteligencia emocional, la confianza en uno mismo y la empatía con los demás”. Habrá quien lo lleve de serie. Pero también se puede formar y entrenar.

Un campo en el que la empresa también tiene que jugar sus cartas impulsando el desarrollo de sus profesionales. “O bien pueden buscar talento esté donde esté, dentro o fuera de España, o bien tiene que dar  formación, actualizar conocimientos y capacidades de las personas, además de estar en contacto con las nuevas tendencias”, subraya la socia de PeopleMatters. Hablamos de una cualidad que es móvil. Se puede cambiar de empresa, pero también de país. Ahora el mercado, gracias a la globalización es más amplio que nunca. Se puede echar la caña allende los mares para pescar una buena materia prima. Incluida la nacional que hizo las maletas. “En esos jóvenes que salieron con la intención de volver hay un filón que las empresas deben saber explotar”, propone Camilla Hillier-Fry. ¿Qué cebo usar para que ‘piquen’? Ofertas atractivas, y no solo económicas: conciliación laboral, flexibilidad de horarios, creación de espacios de desarrollo personal…



ÍNDICE




El medio de la generación multimedia

Siguenos también en: · Facebook · Twitter



Copyright © capital.es. Todos los derechos reservados | Política de privacidad y protección de datos | Aviso legal