Quiénes somos

Una revista diferente:

Filosofía

Contacto

c/Velázquez 105, 4ª planta
28006 Madrid
Tel.: 911 123 615 - Fax: 902 93 32 41


¿Durará Tesla más allá del año 2023?

Algunos ingenieros piensan que esta compañía ha sido lo mejor que le ha ocurrido al sector en los últimos quince años, pero su futuro es más que incierto.


Share   

Por

En el número de Capital de este mes, actualmente en el quiosco, analizamos a fondo el negocio de Tesla, una de las empresas más de moda en Silicon Valley. Parte del reportaje recoge las declaraciones de Marc Sachon, profesor de Producción y Operaciones en el IESE. A continuación reproducimos su entrevista íntegramente.

Muchos ven a Tesla como la gran transformadora del negocio automovilístico. ¿Qué pasos cree que está dando en la buena dirección?

Ha revolucionado la automoción en al menos cuatro dimensiones muy importantes. En primer lugar, lanzó un coche eléctrico de gran autonomía, producida en serie y utilizando tecnologías ya existentes, pero adaptándolas a sus necesidades (por ejemplo, las baterías de móviles, las pantallas táctiles, etc.).

Segundo: fue la primera empresa en introducir el concepto “update over the air” para todos sus coches del Modelo S. Además, utilizan la conectividad de sus coches para agregar datos de todos ellos y aplicar conceptos de “big data” que les permiten identificar problemas y solucionarlos (en caso de que se pueda arreglar con software). Es una tecnología que los fabricantes están introduciendo ahora – tardaron más por preocupación de seguridad –.

Tercero: ha introducido un modelo de distribución muy novedoso, con concesionarios sin stock: solo uno o dos coches de exposición, nada más (el coche se produce por pedido y se entrega al cliente en su casa). Para poder lograrlo, Tesla consiguió permisos especiales en muchos estados de los EEUU, permisos que se negaron a otros fabricantes.

Cuarto: sigue una línea muy estratégica de no solo producir un coche, sino también ofrecer una solución completa con puntos de carga y almacenaje de energía eléctrica en casa (Tesla Powerwall).

Todo el sector de automoción reconoce que Tesla ha sido un líder de innovación. Algunos ingenieros del sector incluso dicen que es la mejor cosa que ha ocurrido en la industria en los últimos 15 años. En cambio, su futuro es más que incierto.

¿Por qué?

Tesla tiene, al menos, tres problemas grandes. Uno: no es rentable y sigue “quemando” dinero. En esta situación, las maniobras con Solar City no ayudan. Esta es la diferencia entre lanzar una startup de software y una startup en la industria de las industrias: lo segundo requiere muchas inversiones en fábrica, maquinaria, I&D, etc. que reducen los márgenes de forma importante.

Dos: en estos momentos, Tesla tiene problemas de calidad. No solo ocurre con el modelo S, que perdió casi todo su encanto cuando le hicieron el examen de 3 años de uso; también con el nuevo modelo X.

Tesla está fabricando 50.000 coches al año (2015), y con esos números, que son muy bajos, tiene problemas de calidad. Por ejemplo, SEAT produjo 477.000 coches en Mataró en 2015: no tiene ese nivel de problemas de calidad (en %) y sus coches tienen precios muy inferiores a los de Tesla.

Tesla tiene que producir 200.000 o más coches al año cuando comience con su modelo 3. Con esta producción en masa no se puede permitir ningún problema de calidad en la línea de ensamblaje. No se pueden arreglar los problemas al final de la línea de montaje. Los coches tienen que salir perfectos. Tesla está aprendiendo que el core competence del sector de automoción no está en motores o diseños, sino en la gestión impecable de la cadena de suministro y de las líneas de ensamblaje más complejas del mundo.

Tres: en el momento en que Tesla lance el modelo 3, va a tener un problema con la distribución. Por restricciones legales, no puede aumentar mucho su red de concesionarios propios en EEUU, que es su mercado más importante con diferencia. Si empieza a contratar concesionarios externos, va a perder todavía más margen; más aún con el Tesla 3, que va a generar menos margen que los modelos S o X (que no generan beneficios en estos momentos).

Por último, como nota a pie de página, Tesla está perdiendo su glamour, e incluso la prensa de los EEUU es cada vez más crítica con la empresa y su CEO.

¿Piensa que Tesla puede ser un negocio grande y rentable?

En mi opinión, Tesla va a desaparecer como fabricante independiente de coches antes del año 2023. No va a llegar a ser rentable.

¿Cuáles cree que serán sus principales mercados geográficos de aquí a cinco años?

Los mismos que en el pasado: California y todas las regiones en las que se paga subvenciones sustanciales para coches eléctricos.

¿Espera que Tesla se convierta en un actor importante en el mercado chino?

Tiene que aumentar allí sus ventas de forma sustancial. China se está convirtiendo en el mercado más importante de coches eléctricos. El gobierno chino está subvencionando el desarrollo de esta tecnología y también paga subvenciones a los consumidores que adquieren un coche eléctrico. Tienen varias empresas que se han lanzado al mercado de coches eléctricos y, lo que es más importante, estas empresas tienen detrás multimillonarios con mucha experiencia en modelos de negocio basados en plataformas electrónicas y/o redes sociales. Para el futuro del sector de automoción, este será un elemento estratégico. Dudo que los Chinos vayan a comprar el Tesla 3 en lugar de sus modelos chinos: miran mucho la calidad.

¿Cómo ve al cliente de Tesla? ¿Por qué compra sus coches en lugar de otros?

En estos momentos, los clientes de Tesla son personas que se pueden permitir el lujo de pagar casi 100.000 euros por un coche. En muchos casos, su Tesla es uno de los coches que tienen. Compran el Tesla S porque es un coche eléctrico, con un diseño bastante interesante y unas prestaciones impresionantes.

Se podría decir que los clientes de Tesla S P90D tienen un perfil similar a los clientes del Porsche 911. Eso sí: con menos preocupación por calidad.

 



ÍNDICE




El medio de la generación multimedia

Siguenos también en: · Facebook · Twitter



Copyright © capital.es. Todos los derechos reservados | Política de privacidad y protección de datos | Aviso legal