Quiénes somos

Una revista diferente:

Filosofía

Contacto

c/Velázquez 105, 4ª planta
28006 Madrid
Tel.: 911 123 615 - Fax: 902 93 32 41


¿Qué es y para qué sirve un microcrédito?


Share   

Por

Existen numerosas ocasiones en las que hay que hacer frente a gastos totalmente imprevistos. Ya sea con fines laborales (esto es algo que le puede ocurrir a quienes se lanzan a la aventura de emprender) o personales (para poder comprar algo en un momento puntual, como puede ser el caso de las Navidades, que están a punto de llegar). Cuando se dan estas circunstancias, una buena opción es la de contar con los microcréditos (o lo que es lo mismo: préstamos de cuantía pequeña en los que no se exigen avales u otro tipo de garantías personales).

Hacerse con uno de estos préstamos es muy sencillo. Lo único que hay que hacer es cumplimentar una solicitud online con los datos mínimos requeridos (como puede ser la información de contacto y, por supuesto, la cantidad de dinero requerida y el plazo deseado para devolverlo). Una vez hecho esto, el sistema calcula, automáticamente, cuál es la cantidad total que habría que devolver (en función del tiempo, esto variará. Si se necesita más tiempo, el importe será mayor, y lo mismo ocurrirá a la inversa).

Una vez que la solicitud sea recibida, se pasará a revisarla para comprobar que todo está en orden. Si esto es así, se procederá con su aprobación y, en un breve espacio de tiempo, el dinero que se ha solicitado será ingresado en la cuenta que se indicó, para poder usarlo en lo que se desee. Sin más preguntas ni explicaciones.

Un mercado que no ha dejado de crecer

Si te estás planteando acceder a uno de estos microcréditos has de saber que no eres el único. De hecho, se trata de toda una tendencia al alza. Esto ha ocurrido, según los expertos, sobre todo por la inmediatez en la respuesta. Incluso puede ser cuestión de unos pocos minutos (esto ocurre mucho con los casos de clientes fieles a este tipo de empresas).

También ha ayudado a su crecimiento la sencillez de su proceso: los trámites son, verdaderamente, mínimos y se pueden realizar todos online (incluso a través del teléfono móvil). Un sistema ágil, eficaz y fácil. Cualquier persona puede hacerse con ellos.

Como las cantidades son bajas (suelen rondar máximos de unos 500 euros) y es el cliente el que decide el plazo en el que desea devolverlo, al instante también puede saber el total de lo que tendrá que pagar (con intereses y comisiones) cuando esto ocurra. Sin sorpresas de última hora.

También resulta interesante recurrir a esta alternativa de crédito para evitar llegar a dejar la cuenta en números rojos (algo que resultará siempre mucho más costoso que esta opción).

Se trata pues de una opción con la que poder contar para momentos puntuales en los que se necesita dinero por el motivo que sea (las empresas que lo facilitan tampoco requerirán saber en qué se va a destinar dicho dinero. Este es otro de los motivos por los cuales se han hecho tan populares) y, una vez pasado el apuro económico temporal, todo volverá a la normalidad.

Fuente de la imagen: https://pixabay.com/es/



ÍNDICE




El medio de la generación multimedia

Siguenos también en: · Facebook · Twitter



Copyright © capital.es. Todos los derechos reservados | Política de privacidad y protección de datos | Aviso legal