Quiénes somos

Una revista diferente:

Filosofía

Contacto

c/Velázquez 105, 4ª planta
28006 Madrid
Tel.: 911 123 615 - Fax: 902 93 32 41


¿Cómo ha cambiado la mayor velocidad de internet al mundo de los negocios?


Share   

Por

En pleno desarrollo de la era tecnológica en la que todo es cambiante en un breve espacio de tiempo internet ha sabido desenvolverse como ninguno y ofrecer a los usuarios todo lo que estos pueden demandar. No sólo ha sido importante el hecho de que, con los años, cada vez hubiese más hogares que contarán con un dispositivo móvil u ordenador, también ha sido clave y fundamental para las empresas que ofrecen sus bienes o servicios el hecho de que internet haya ido evolucionando para ser más rápido lo que, sin duda, mejora la experiencia del usuario. Como en muchas ocasiones lo que se contrata y lo que de verdad se tiene no es exactamente lo mismo, cualquiera puede comprobar de forma online con el test de velocidad de Vodafone con qué servicio cuenta.

Como decíamos, internet ha supuesto una revolución a la hora de hacer negocios y el hecho de que la velocidad de éste haya mejorado tanto también ha dado lugar a la aparición de nuevos mercados que han tenido una aceptación más que positiva entre el público, como es el caso de los canales de televisión que ofrecen sus servicios a través de la Red (como HBO o Netflix). Éstos tienen cada día más adeptos y sería un negocio completamente inviable de no contar con conexiones de alta velocidad. En la misma línea, el resto de negocios que ofrecen contenidos multimedia también dependen de una buena calidad de la Red. Y hablamos de algunos tan destacados como los mismos medios de comunicación.

Esto mismo también se puede aplicar a las tiendas virtuales y, en realidad, da igual lo que se desee comprar. Nadie está dispuesto a esperar a que una página se cargue por completo y, por supuesto, lo está mucho menos a que la navegación se ralentice a cada paso que dan. Ahora se nos hace algo casi impensable pero no hay que remontarse muchos años para poder imaginar esta situación. Tratar, por ejemplo, de comprar un nuevo teléfono móvil y tener que esperar para poder ver la imagen y, a continuación, esperar aún más para ver las especificaciones y, después, para poder efectuar la compra… La mayoría abandonaría la misión antes de llegar al tercer paso.

Ocurre algo parecido en el sector financiero. A nivel usuario son muchas las acciones que se llevan a cabo, como son las mismas transferencias. Si lo llevamos a un plano más profesional o al hecho de que una persona quiera poder invertir con su dinero es lógico pensar que, a la velocidad a la que se mueve la Bolsa, se requiere de una conexión con la mayor velocidad posible. De no ser así, en mitad de la transacción puede que todo haya cambiado ya y que no tenga sentido la acción que se está llevando a cabo.

Se podría decir que estos son los principales sectores que más dependen de la red de redes para poder desarrollar su labor pero, en realidad, la velocidad de conexión repercute en todos y cada uno: desde el estudiante que desarrolla una tesis y consulta datos hasta el ama de casa que tiene que mandar un email. Ahora la exigencia a la hora de contratar internet tiene que estar también en obtener la mejor velocidad posible.



ÍNDICE




El medio de la generación multimedia

Siguenos también en: · Facebook · Twitter



Copyright © capital.es. Todos los derechos reservados | Política de privacidad y protección de datos | Aviso legal