Los refranes que te harán salir de la crisis

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

acabar en el fondo del mar. Es lo que le sucedió en 2007 al cuarto banco inversor de Estados Unidos, Lehmann Brothers, que acabó engullido por la crisis de las hipotecas subprime. Hipotecas basura, concedidas casi al libre albedrío, sin ni siquiera mirar la nómina del solicitante, y que incluían la casa, los muebles, el coche ¡y hasta las vacaciones de verano!. Por tanto, ambición y falta de rigor a la hora de evaluar las posibilidades de uno pueden traer efectos colaterales bastante trágicos. -Las cuentas claras y el chocolate espeso En 1919, Carlo Ponzi arruinó a 20.000 personas en EEUU por el método de la pirámide financiera. Cierto que a sus primeros clientes les devolvió el doble de lo que invirtieron ¡y en sólo 90 días! Pero a otros nunca les entregó nada. Casi un siglo después, Madoff repitió el método, pero en vez de ofrecer grandes rentabilidades a corto plazo, reportaba intereses de dos dígitos un mes sí y otro también. Estando de por medio “poderoso caballero”, lo mejor es la transparencia y la seguridad. Embaucadores a la caza de primos siempre ha habido a lo largo de la historia. Y no sólo en EEUU. Ahí están los casos Forum Filatélico y Afinsa. -No hay mejor lotería que el trabajo y la economía Cada 22 de diciembre copan los telediarios de todas las cadenas de televisión. Son los afortunados con el “gordo” de la lotería de Navidad. Una isla en medio de un inmenso océano. Porque por cada afortunado en el azar, hay millones que no lo son. Basta con ver los escrutinios de otros sorteos como la primitiva o la bonoloto, en los que se acumula bote de una semana para otra al no haber acertantes. Dicho de otra manera, hay confiar en el propio esfuerzo y en el talento y dejarse de quimeras. Porque, valga la licencia, con trabajo y ahorrando, la vida va marchando.]]>

2 COMENTARIOS

Te puede interesar