O a Argelia o a la calle, tú eliges

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

La historia del bueno de mi amigo es el fiel reflejo de la dura realidad que vive un sector que ha vivido durante años de la bonanza de las arcas públicas, del espectacular crecimiento de la economía y de los miles de millones que nuestros socios europeos nos regalaban para que construyésemos autovías, aeropuertos o traviesas del AVE en cada pueblo de la Península. Ya lo decía recientemente el consejero delegado de Ferrovial, Iñigo Meirás, sin el impulso de la obra civil el mercado volverá a retroceder este año dos dígitos, entre el 12% y el 14%, y, por ende, el empleo sufrirá nuevos ajustes de capacidad. La fiesta se ha acabado y son muchos los ingenieros de Caminos y de otros ramos que están cogiendo las maletas para irse de casa por iniciativa propia o, en su mayoría, forzados. El paraíso o la mera supervivencia está más allá de los Pirineos. La realidad es que cada día que pasa ACS, Ferrovial, OHL, FCC, Sacyr, Acciona… son menos españoles y más extranjeros. Aquí las maquinas y grúas se han parado y no hay perspectivas de que vuelvan a ponerse en marcha. Por eso, las constructoras están poniendo toda la carne a asar fuera de España. Un botón de muestra: en 2010, la cartera de obras a ejecutar en España por parte de las mencionadas compañías cayó un 17%, hasta los 23.138 millones de euros. Por el contrario, en el mismo periodo elevaron un 18% su contratación en el exterior, que cerró con una cartera de obras internacionales por importe de 27.547 millones. En FCC, los mercados internacionales ya suponen el 46% de su facturación total –sus ingresos por obras en España cayeron un 11%– y en OHL incluso llegan a alcanzar el 70% de las ventas. El futuro como constructoras lo buscan en Estados Unidos, Europa del Este, México, Perú, Colombia, Panamá, los Emiratos Árabes, Turquía o Argelia… Una tendencia imparable, así que los ingenieros que están actualmente trabajando o estudiando ya pueden ir mirando maletas y practicando idiomas. Lo del vente para Alemania Pepe, se puede convertir en un generalizado vente para Argela, Panamá, Brasil o Rusia. Y, desgraciadamente, no sólo en el caso de los ingenieros.]]>

5 COMENTARIOS

  1. Por lo menos, ha sido afortunado que le han dado a elegir,en Sa..yr un buen día (Viernes) el jefe me invitó a tomar café y me dijo adios muy buenas, te pagamos los 15 días de preaviso, lo que te corresponde por tu tiempo en la empresa, pero el Lunes no vengas, así sin más, y se de compañeros que una tarde a última hora sabían que ese era su último día. Esto en una de las grandes.

  2. Pues yo trabajo en Argelia con una compañia de la construccion de las que arriba se nombran y tan feliz que estoy, el dinero se mueve y como dicen en mi tierra, o que queira percebes que molle o cu por eles (el que quiera percebes que moje el culo por ellos) Hay que luchar por aquello que uno quiere Un saludo

  3. Soy argelina. Mi novio es español. Estaba trabajando en mi tierra tres años nos en una gran empresa de construccion , pero ahora se ha acabado todo el bueno y al parooo… Hasta en Argelia ya no queda trabajo. A ver si salen otros proyectos para empresas espanolas en este año….¡¡¡¡

Te puede interesar