Menos puentes y acueductos festivos y más long weekends

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

hoy sí, hoy no, hoy si, hoy no, y hoy sí.  Que parece que va a estar uno deshojando la margarita laboral. Toda una maniobra de conducción mental, si me permiten el símil automovilístico.  Ya sé que hay trabajos y trabajos,  pero desde luego los que exijan concentración y resolución de problemas, este Guadiana laboral no nos pone las cosas muy fácil. Al contrario. Y, como he dicho antes, no soy una adicta al trabajo, porque también me gusta disfrutar de mi tiempo de ocio. Y por eso, en lugar de abrir el saco de las fiestas y desparramarlo en el calendario (que a veces parece que en España hacemos eso) no me importa mover algunos festivos al lunes o al viernes de forma que, en lugar de un fin de semana normal, tengamos lo que en otros países llaman un longweekend, buen longweekend, diría yo. Porque así, podríamos disfrutar más de nuestro tiempo de ocio ¿No me digan que no les agradaría saber que, además de los duros lunes, también podemos tener más dulces lunes? Y al tener más días de descanso, quienes se lo planteen tendrían más opciones para salir fuera de su ciudad, viajar, ir de comprar, a museos… Así que no estoy de acuerdo con las empresas relacionadas con el turismo, que pusieron el grito en el cielo cuando la patronal de los empresarios, CECO, puso sobre la mesa su sugerencia de acabar con los puentes y agrupar los festivos. No es que lo digan ellos. Ni tampoco que  el ordenar algunos festivos (Navidad siempre será Navidad y Año Nuevo, lo mismo, nadie va a cambiar su fecha en el calendario) sea una práctica habitual en otros países de nuestro entorno. No, es que de verdad pienso que sería mejor tanto para nuestro trabajo como para nuestro descanso.]]>

Te puede interesar