El mundo se llena de elefantes y de pulgas

4 COMENTARIOS

  1. Interesante comentario sobre la proliferación del trabajo autónomo en los últimos tiempos. La figura del freelance es una buena opción para superar esas precarias condiciones de trabajo que muchas empresas ofrecen a sus empleados en su intento por reducir costes.
    Además, me interesa el tema de las empresas mediadoras. Es, sin duda, un ejemplo de nuevo modelo de negocio surgido de la oportunidad en el mercado laboral, y, hasta hoy, han hecho una buena labor de mediación entre “elefantes y pulgas”. Me ha llamado la atención que no se haya mencionado a http://www.twago.es. Es una de las mediadoras de mayor crecimiento en los últimos meses.
    Saludos.

  2. Yo no veo mas elefantes, como mencionas cada vez hay mas fusiones, osea grandes siendo comidos por mas grandes, cada vez hay menos de manera independiente, por ejemplo una gran cantidad de empresas de todos los sectores que puedas imaginar son de General Electric por ejemplo, algunos después de mas de 100 años se quedan en el camino como Andersen (por malos manejos) y algunos porque las come el tiempo como es el caso de Kodak que esta por quebrar y muchas otras empresas que en este momento están de moda y que en unos 10 o 20 años solo serán un recuerdo.
    Por el lado de las pulgas su crecimiento si es exponencial y de cierta manera es conveniente, porque logras los objetivos a un menor costo y sin una relación laboral (con todas las obligaciones que ello tiene), además no pueden competir contigo, la fragmentación hace que no puedan ganar fuerza como freelancers, lo que hace que cada vez sea mas marcado el liderazgo de los elefantes.
    Otra ventaja es la productividad ya que siempre se trabaja por objetivos, regularmente en las plantillas fijas llegas constantemente al principio de peter y mucha gente tiende a ser improductiva, así que es un esquema mejor, también los mejores freelancers tienden a ganar mas dinero que como empleados, parece ser un esquema en el que los mejores son beneficiados.

  3. Una de las razones de la proliferación de las “pulgas” es que ya no necesitas mil referencias de alguien para empezar a trabajar con él. Metes el nombre en Google y sabes si es serio o un pufista. Luego, las redes sociales permiten encontrar perfiles muy específicos para montar proyectos conjuntos entre varias “pulgas”.

Te puede interesar