José Duato: “Por primera vez no tengo la excusa de tener un jefe”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

6 COMENTARIOS

  1. hola en primer lugar darle las gracias por este espacio.quiero comentarle mi esperencia de haber trabajado en orizonia y agradecer la oportunidad pues hoy es un dia triste para mi y con lagrimas en los ojos sali del hotel luabay y como hay mas cosas buenas que malas e olvidado lo malo, y aunque el comienzo fue dificil valio la pena e tenido a un jefe que ha sido duro pero e aprendido con el muchisimo me ha enseñado que para ganar antes hay que perder bueno me encantaria que el año que viene nos volvieramos a ver y como no nonbrar a lola una mujer trabajadora como la que mas siempre con una palabra dulce entregada a su trabajo y un apoyo para mi y mis compañeras en malos momentos que desgraciadamente como en todos los sitios haY.No sabia donde espresar mi esperencia y afortunadamente estado en hoteles muy prestigiosos pero luabay orizonia me a tocado el corazon .muchas gracias a recursos humanos que me eligieron para formar parte del equipo gracias orizonia

  2. reconozco que el trabajo ha sido duro:
    se que todo no ha sido bueno pero tampoco ha sido todo malo. Ha habido bajones y ahí ha estado Lola para
    todas….y todos. Gracias a Dios en este trabajo aprendí mucho de una persona que sabe mucho, y que lo respeto
    porque desde que él llegó, ha trabajado duro…. Nada me llevo conmigo mejor que una buena experiencia y unos
    buenos compañeros tanto camareros como camareras. Todos los que trabajamos en Luabay para mi han sido buenos

  3. sr. Duato… vete a……………………….. bailar…! No tienes verguenza. Hacerse rico a costa de los trabajadores que se van a quedar en el paro. Estoy hablando de miles de personas que vas a hechar con la fusion de globalia-orizonia. Y yú, a jugar al golf, que es más importante, verdad? Lo tuyo no tiene nombre.

  4. Sr Duato, hablo como cliente al que le ha robado por todo el morro 900 euros. Es usted un avaricioso, me gustaría verle a usted con 33 años como yo en el paro y preparando mi luna de miel, no tiene nombre lo que ha hecho. Espero que tenga un poco de corazón y devuelva lo que nos ha robado a todos los que confiamos en usted un embustero que nos podría haber avisado para no reservar algo que sabía perfectamente que iba para su bolsillo y no para un viaje de novios que es lo que yo quería.

  5. Vamos a ver, la trayectoria del Sr. del que se habla en esta artículo es, como mínimo, sorprendente y que sea un profesional muy preparado es una afirmación muy aventurada; además ha dejado una estela de poca de armonía por dondequiera ha pasado.
    Hay personas, como el que aquí suscribe, que le conocen desde que estaba en Club de Vacaciones y posteriormente en Viajes Marsans donde no se le reconoce atisbo alguno de profesionalidad ni capacidad de gestión, salvo cambiar la imagen corporativa de la Compañía y gastarse unos dineros que no había. Lo único que hizo fue insidiar y causar daños irreparables a esta Organización. Pero la culpa de todo ello la tienen quienes le contrataron para desempeñar ese puesto.
    Lo que si hay que reconocerle es su habilidad para saber estar en el lugar adecuado en el momento oportuno y ser un obediente seguidor de cualquiera que sea su jefe, por muy torpe que sea, y ya es decir para superarle a él.
    También hay que reconocer que saberse venderse bien es un arte pero si determinados empresarios o Consejos de Administración no son capaces de discernir entre un buen profesional y un “bluff”, estamos donde estamos y no valen quejas.

Te puede interesar