Emprendedor, aprovéchate de Internet

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

Más música que nunca. Al contrario de lo que se suele decir, la industria musical también le debe mucho a Internet. Y es que si bien los medios digitales han acabado con la venta física, también es cierto que productos como los smartphones han llevado las canciones directamente del estudio de grabación del artista hasta los oídos de los consumidores. Gracias a ello, se escucha más música que nunca, y este hecho es conocido por las marcas, que ven a los músicos como activos a explotar. También lo saben en una pyme, que ha logrado que los instrumentos musicales vuelvan a sonar afinados. Se trata de Pop Up Música, una empresa lanzada hace dos años por dos emprendedores que sirve de nexo entre las marcas y los artistas. “Los artistas saben que generan dinero, que son una marca. Nosotros hemos creado una fórmula de comunicación a través de la música, que utiliza las nuevas tecnologías”, explican Javier Regueira y Roberto Nicieza, fundadores de Pop Up Música. ¿Ejemplo? “Los concierto únicos que patrocinan empresas, en este caso Verti, y que sirven para promocionar la marca entre su público. Los llamamos Desconciertos. Se juntan a artistas que no han tocado nunca juntos, como Amaral y Los Coronas o Ariel Rot y Sidonie, y se organiza un espectáculo exclusivo para 400 personas por invitación expresa de la empresa patrocinadora”, añade Nicieza. Además, del espectáculo, y para afianzar el nexo entre música, empresa y cliente, las canciones que se tocaban salían de un listado votado por los internautas. Lógicamente, el evento se retransmitió en directo por Internet. Otras industrias culturales, aunque más tecnológicas, como la animación o los videojuegos, también han utilizado Internet para potenciar sus productos. “Gracias a la Red, las series buscan ahora un mercado global. Además, te permite estar en contacto con guionistas que viven en Estados Unidos, y mandar tu producto a cualquier televisión del mundo en formato digital. Eso supone ahorros extraordinarios”, explica Sergi Reitg, fundador de Imira Entertainment, empresa responsable de Lucky Fred, la serie de dibujos animados de moda entre los más jóvenes. “La hemos vendido a Disney y a Nickelodeon y se emite en 155 países. Esto ha permitido incrementar la facturación un 15% y lograr que el 60% de las ventas vengan de fuera de España”, añade Reitg. Por si esto no fuera suficiente, esta empresa también se ha subido al carro de las nuevas tecnologías a la hora de dar a conocer su producto. “Tenemos un canal abierto de Lucky Fred en Facebook  y otro en YouTube donde subimos vídeos de la serie. También acabamos de presentar una aplicación interactiva para los smartphones”, explica Reitg. La llegada de las nuevas tecnologías también ha transformado la industria de los videojuegos. Y no solo por gigantes como Blizzard que, con títulos exclusivos para jugar online como Warcraft, revolucionaron un sector que solo desarrollaba software para ordenadores y consolas, sino por una nueva generación de emprendedores que se han aprovechado de Internet y las redes sociales para desarrollar aplicaciones exitosas (Zynga en Estados Unidos o Zed e Ideateca en España). Un ejemplo curioso es el de Pablo Cenalmor, que ha convertido una afición en una multinacional. “En 2003 creé una página web llamada MiniJuegos que publicaba pequeños juegos gratuitos creados por diversos desarrolladores. En aquella época no había nada igual en España. Pero nunca pensé que pudiera ser un negocio”, explica Cenalmor. Se equivocó. En la actualidad MiniJuegos es una empresa de más de 20 empleados, con más de 12 millones de usuarios únicos, cuenta con 12.000 juegos y 180 millones de impresiones al mes. Además acaba de abrir en Italia y, en breve, saltará a Brasil y Portugal. ¿Su modelo de negocio? “Tenemos dos vías de ingresos. La primera, mediante banners. La segunda, basada en bienes virtuales. Este modelo es conocido como fremium. Se trata de algunos juegos a los que puedes jugar 100% gratis, pero a la vez pagar una pequeña cantidad para obtener ventajas extra”, añade Óscar Moreno, responsable de desarrollo de negocio de la pyme. Al igual que ha ocurrido en campos como la alimentación o la música, Internet también ha supuesto una vía de escape para emprendedores que buscan innovar en sectores clásicos, como las academias de idiomas. Uno de ellos es Pedro Peixoto que, con solo 28 años, ha creado Idiomplus, una academia que enseña idiomas utilizando las redes sociales. “La empresa surge de la necesidad de innovar en la forma en la que los profesionales aprenden nuevos idiomas en un sector anclado en métodos de aprendizaje anticuados”, explica Peixoto. “Idiomplus saca provecho a los nuevos canales de comunicación, teniendo como resultado una aplicación práctica más útil de los contenidos del curso. Durante mucho tiempo el idioma estudiado en clase tenía poco que ver con el real y nosotros queremos resolver ese problema”, añade este emprendedor que no ha necesitado de ninguna ayuda externa para poner en marcha su proyecto basado en Internet. Sin la Red tampoco sería posible la existencia de uno de los negocios digitales más importantes de los últimos años: www.idealista.com. Con más de diez años de historia, el portal inmobiliario ha superado con nota, tanto la burbuja tecnológica como la del ladrillo. “Con la primera, nos costó mucho obtener financiación, ya que nadie daba un céntimo por una pyme tecnológica. En el caso de la inmobiliaria, la hemos esquivado porque no teníamos deuda”, explica Jesús Encinar, fundador de la empresa. ¿Futuro? “Si en el pasado conseguimos cambiar la forma en la que la gente buscaba casa. Ahora apostamos por seguir innovando en las aplicaciones para los dispositivos móviles que hay en el mercado”, añade Encinar. Acostumbrado a superar problemas, este visionario de los negocios de Internet tienen claras las recetas que necesita el país para fomentar el desarrollo de una industria digital, vital para salir de la crisis. “A pesar del talento que se concentra en España, el país no ha invertido en I+D+i para fomentar la industria tecnológica. Hace falta que el Gobierno posibilite y facilite el acceso a la tecnología . Para ello se necesita mejorar la educación y bajar los precios del ADSL. También urge tomar medidas fiscales y laborales, que apoyen al emprendedor”, concluye.]]>

3 COMENTARIOS

  1. ¡Excelente post que no puede sino animarnos a hacer realidad nuestras ideas de negocio! Tengo en la cabeza una idea de empresa parecida a las que se describen y es muy importante que de vez en cuando alguien te recuerde que sí es posible y puede funcionar. Sin embargo, creo que lo primero es llegar bien preparado y por ello, he decidido inscribirme al master en Digital Business de ESIC Bilbao. La formación parece genial y muy completa (marketing, gestión, financiación, emprendeduría…)… pero como siempre viene bien tener diversos puntos de vista: ¿qué os parece este master?
    Os dejo el enlace:
    http://camarabilbao.com/masterbilbao/master_digital_business.html
    Gracias por vuestras respuesta y al autor por este muy interesante artículo
    Un saludo

Te puede interesar