¿Recapitalizar Bankia sin un solo euro del Estado? Es posible

Redacción

6 COMENTARIOS

  1. La solución parece clara, aunque mis conocimientos de economía me impiden ver el inconveniente de esta solución (si es que tiene). Lo que si veo claro, es que el intento de privatizar las perdidas obligando a los deudores a adquirir acciones plantea varios problemas, entre los que destaca que otros bancos perderían dinero, ya que el exceso de acciones en el mercado minoraría su valor tremendamente; y por otro, que esa solución conllevaría enemistarse con personas que tienen mucho poder, mientras que cargar el peso al contribuyente, como se hace en toda Europa, es una solución que los (pobres) ciudadanos han asumido a causa de su ignorancia.

  2. Panda ladrones. Solo faltaba que el Estado lo dejara caer para hundir más en la miseria a los clientes, a esos que engañaron con las participaciones preferentes. Que devuelvan ese dinero y todo el que se lllevaron los anteriores gestores. Ah, y que los metan en la cárcel, por supuesto.

  3. Me parece bastante acertado el esqueleto que se propone en este artículo pero tengo un par de dudas:
    1. ¿Usted cree que nuestros ministros Montoro-De Guindos entenderían esto?
    2. ¿Usted cree que si después de explicárselo 40 veces y lo hubieran entendido, lo llevarían a cabo?
    Entiendo que dos respuestas negativas consecutivas merecen un poco de humor. Por favor no se corte y vea cuánto de parecido tienen nuestros ministros con Los Simpsons (sin ánimo de ofender a la serie norteamericana):
    http://palabradehomer.blogspot.com.es/2012/06/estamos-gobernados-por-los-simpsons.html

  4. No tiene problema para el contribuyente. El problema lo pueden tener los actuales propietarios del banco – accionistas – y los acreedores. Es como el tendero que no puede pagar a su acreedor. En vez de pagarle, le ofrece la propiedad de una parte de la tienda (un % determinado). El tendero deja de tener esa deuda, pero pierde parte de su propiedad: es el problema que tendrían los accionistas. Pero la alternativa es mucho peor: vender la tienda a un tercero (si puede), pagar la deuda, y quedarse sin tienda. El acreedor en vez de cobrar dinero líquido, cobra en “especies” (% de la propiedad de la tienda), ése es su problema. Nadie ha tenido que inyectar dinero líquido, y se ha resuleto el problema del tendero.

  5. No tiene problema para el contribuyente. El problema lo pueden tener los actuales propietarios del banco – accionistas – y los acreedores. Es como el tendero que no puede pagar a su acreedor. En vez de pagarle, le ofrece la propiedad de una parte de la tienda (un % determinado). El tendero deja de tener esa deuda, pero pierde parte de su propiedad: es el problema que tendrían los accionistas. Pero la alternativa es mucho peor: vender la tienda a un tercero (si puede), pagar la deuda, y quedarse sin tienda. El acreedor en vez de cobrar dinero líquido, cobra en “especies” (% de la propiedad de la tienda), ése es su problema. El % variará en función de la valoración de la tienda y el monto de la deuda, y podría ir hasta el 100% (si la deuda es superior al valor de la tienda).

Te puede interesar