Los Ferrari van de lujo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Al menos eso se desprende de los últimos resultados presentados por la casa del Cavallino Rampante correspondientes al ejercicio de 2013. La facturación ha crecido un 5% hasta alcanzar los 2.300 millones de euros con un beneficio de explotación de 363,5 millones (+8,3%) y un resultado neto de 246 millones de euros (+5,4%). Unos números envidiables que resultan más llamativos aún si se tiene en cuenta que se han conseguido vendiendo menos coches que el año anterior. En cifras estamos hablando de un caída del 5,4% y de 6.922 unidades vendidas. Lejos de suponer una preocupación, este descenso es bienvenido en la empresa. Pero, ¿cómo es posible que colocar menos coches en la calle sea una buena noticia? Para responder a esta pregunta hay que observar la situación desde el punto de vista de una marca de lujo. Para este tipo de nombres, la cantidad no lo es lo más importante. Lo mejor es la exclusividad. Eso es lo que da mejores resultados a largo plazo. Montemezolo lo entendió a la perfección y desde hace unos años pelea por conseguir que sus deportivos sean vistos como algo único y no como un producto de gran consumo. De esa forma se logra venderlos por más precio y acumular más gente en las listas de espera, el sueño de cualquier presidente de una marca de prestigio. Hasta el momento, esa estrategia le va muy bien a Ferrari. Ahora solo falta que en los circuitos den con la tecla adecuada que les permita ganar más prestigio si cabe. Algo que le vendría muy bien a sus exclusivos vehículos de calle.    ]]>

Te puede interesar