La pesadilla de cancelar una póliza de seguros

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

En la mayoría de los casos solo tendrá a mano el remedio del teléfono y quizá con mucha suerte, tras perder unos buenos minutos hablando con máquinas llegue a poder intercambiar información con un operador. En ese caso, las empresas no suelen funcionar del todo mal y, después de intentar convencerle de que permanezca con ellos, le dejarán darse de baja. Eso sí, quizá tenga que mandar un escrito por fax. dentro¿Fax? ¿Pero no estamos en el siglo XXI? ¿En la era de la tecnología? En teoría sí y lo normal es que las compañías aprovecharan sus páginas webs para facilitar el trámite de cancelación. Pero en la práctica esto no ocurre casi nunca. Al menos eso es lo que asegura la comunidad online Aimfri.com tras analizar la información que ofrecen a través de sus sites las 62 entidades más importantes de España. El estudio revela que tan solo diez de las 62 aseguradoras visitadas cuentan con una guía de información que permita al cliente cancelar de forma sencilla su contrato. Estas entidades son Axa, Direct Seguros, DKV, Generali, Mutua Madrileña, Néctar, Sanitas, Santa Lucía y Verti. Pero cuidado. Que tengan la información en su página no quiere decir que sea fácil de localizar. Las aseguradoras no quieren perder a nadir y por eso convierten el camino hasta esta información en terreno minado. Solo tras convertirte en un explorador de Internet con galones de oficial se pueden encontrar las claves. Y es que, según el estudio, estos datos no están a la vista de nadie salvo que se utilice el buscador de la página de Internet. Algo que no suelen hacer demasiados internautas. De esta práctica se salvan solo cinco empresas, DKV, Mutua Manresana y Sanitas, que sí colocan la información sobre cancelaciones a la vista de todos. Y Generali y Verti, que remiten al interesado a un asesor personal que es el encargado de realizar los trámites. El resto esconde un proceso que no tiene presencia en los menús de la página web. Así, las páginas de las 52 compañías restantes no cuentan con nada que ayude y que oriente a sus clientes. Y si quieren cancelar la póliza no les queda más remedio que pasar por el aro del teléfono y armarse de paciencia. Como se puede ver, divorciarse de una compañía aseguradora no es algo que esté al alcance de cualquiera.]]>

5 COMENTARIOS

  1. Pues yo personalmente he tenido problemas con SANITAS, ya que envié un correo electrónico cancelando una póliza y no recibí contestación alguna. Me pasaron el recibo y volví a enviar otro correo que tampoco me contestaron, finalmente tuve que enviar un escrito de cancelación con acuse de recibo (cuyo justificante he recibido) y aun siguen llamándome porque les devuelvo el recibo. Y es que dicen que tengo que pagar todo el año, pero como he devuelto recibos, me han retirado la utilización de los servicios. Quién permite estas condiciones leoninas…? Es que al ciudadano de a pie nos van a timar bancos, compañías de seguros…..
    Efectivamente cuando contratas una póliza todo son facilidades, pero para cancelar es un calvario..

  2. La ley del seguro estipula que la cancelación debe realizarse cumpliendo los plazos establecidos. No obstante, la ley también señala que la aseguradora debe comunicar fehacientemente, por carta certificada, cualquier cambio en las condiciones del contrato, por ejemplo cambio en las primas del próximo año. Yo utilicé este argumento para cancelar mi póliza de Sanitas no sin recibir advertencias de que no podía cancelar la póliza. Importante es enviar un burofax alegando que no se ha comunicado en tiempo y forma la nueva prima y no pagar ninguna mensualidad, su pago implica aceptación tácita de la prorrogación de la póliza.

  3. Josefa Medina, los seguros se contratan por anualidades, la aseguradora te cubre en base a unos cálculos de riesgo anual, así como la aseguradora no te echa si vas 4 veces seguidas al médico, tú tampoco puedes irte cuanto ya no lo uses, debes avisar con un mínimo de 2 meses de antelación a la fecha de renovación de tu póliza, y esta expirará el día de vencimiento, no cuando tú quieras

Te puede interesar