El currículum a partir de los 45 años

Muchas empresas prefieren a jóvenes que, piensan, pueden amoldarse mejor a sus necesidades, ya sea porque consideran que están mejor formados, o bien porque saldrán más baratos. Un error, a la hora de intentar volver al mercado laboral, es tratar de incorporar al currículum vitae todo lo hecho a lo largo de la dilatada trayectoria. Puede hacerse, pero de manera resumida. Cada día, los reclutadores de las empresas no paran de recibir este tipo de documentos y, como cabe entender, no se los leen todos desde la primera a la última línea. Por tanto, lo bueno y breve, dos veces bueno. Por eso se recomienda que esta particular carta de presentación no supere los dos folios. cv45b ¿Qué incluir y qué desechar? Si el bagaje ha sido intenso, en diferentes corporaciones, es aconsejable incluir aquellos puestos desarrollados con mayor responsabilidad, o aquellos otros donde hemos estado durante más tiempo. Y no debemos olvidar que hay que empezar por lo más reciente hasta retroceder a los comienzos. Si la formación ha sido continua, conviene no dejarla caer en saco roto. Cuantas más aptitudes aparezcan, más posibilidades habrá. Lo mismo sucede con las capacidades personales (trabajo en equipo, coordinación de los mismos…). Y hay que tener muy claro que el mismo cv no puede valer para todas las ofertas. En ocasiones, conviene tener dos o varios modelos dependiendo del puesto al que se opte. Así se tendrá parte del partido ganado.]]>

1 COMENTARIO

  1. Me parece un excelente tema, que da mucho que hablar hoy en la actualidad y que tiene atrapara a una generación de gente con mucha capacidad en un proceso en que deben innovar y emprender, cuando siempre recibieron que lo seguro era trabajar en relación de dependencia.
    El tip de tener 2 o 3 versiones del CV me parece muy correcta ya que es bueno solo enviar lo que sirve para el trabajo que se postulan y no una lista infinita.

Te puede interesar