¿Un trabajador feliz es un trabajador más productivo?

mobiliario de oficina, el ambiente entre compañeros y la actitud personal a la hora de afrontar el trabajo son algunas de las claves para conseguir la felicidad deseada en el ámbito laboral.

La importancia de un buen ambiente en el trabajo

Uno de los aspectos más importantes para conseguir la felicidad en el ámbito laboral es mantener una buena relación con los compañeros y con los jefes. Una atmósfera sana genera un clima apropiado para que los trabajadores tengan una buena salud mental y puedan crecer profesionalmente en cualquier tipo de organización. Una buena relación con los compañeros de trabajo reduce el típico estrés laboral e incrementa la productividad, aspectos que terminan generando un mayor compromiso hacia la empresa.

Una actitud positiva 

En muchas ocasiones, los trabajadores llegan a su puesto laboral de mal humor porque se han levantado y se han tenido que ir a trabajar. Por este motivo, es recomendable levantarse con tiempo de la cama y tomarse tiempo para desayunar tranquilamente para empezar el día con buen humor. La actitud positiva con la que comencemos el día será aquella que nos acompañará durante la jornada laboral, mejorando la productividad y la relación con los compañeros del trabajo. Las últimas investigaciones señalan que hacer deporte antes de la jornada laboral ayuda a mejorar el estado de ánimo. Caminar durante 20 o 30 minutos es una de las mejores actividades que se pueden realizar, ya que gracias a esta actividad liberamos endorfinas, conocidas popularmente como las hormonas de la felicidad, las cuales mejoran el estado de ánimo de las personas. De esta forma se puede encarar la jornada laboral con la energía suficiente para lograr una mayor productividad.

Ponerse metas personales

Cualquier actividad laboral requiere un esfuerzo por parte del trabajador, un sacrificio gracias al cual logra desarrollarse como persona y como profesional. Para llevar a cabo esta tarea tiene que existir un compromiso real con la empresa, un aspecto que solo se consigue siendo feliz en el puesto desempeñado. En estas condiciones favorables es más fácil ponerse metas propias a corto, medio y largo plazo con las cuales alcanzar determinados objetivos que permitan una mayor motivación en el día a día.

Personalizar el espacio de trabajo

La mayor parte de la jornada laboral se realiza en un determinado espacio de trabajo. Este lugar tiene que tener un ambiente agradable y personalizado con determinadas cosas que hagan sentir a gusto al trabajador. Fotografías familiares u objetos personales son algunas de las cosas que pueden inspirar la felicidad en este tipo de espacios para generar una mayor productividad. Además, mantener ordenado este lugar ofrece ventajas determinantes para no alcanzar ciertos niveles de estrés que pueden perjudicar la salud mental en el ámbito laboral.]]>

Te puede interesar