El boom de las cejas perfectas aumenta las cifras en el sector del tatuaje

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las cejas son parte indispensable del rostro y, en las mujeres, su buena disposición es indispensable tanto para ofrecer un buen aspecto, como para sentirse cómodas consigo mismas. Sin embargo, lograr por los métodos tradicionales esas cejas perfectas, es una misión casi imposible. Hoy en día, existen nuevas tecnologías que permiten alcanzar ese sueño de forma muy sencilla y nosotros te invitamos a conocerlas.

La micropigmentación

Este novedoso método consiste en generar cejas de características naturales con un sistema de grabado pelo a pelo. La técnica de micropigmentación de cejas se hace más popular cada día pues sus resultados son, realmente, muy naturales y, lo mejor, es que perduran en el tiempo. Lo más relevante de este sistema es que no se trata de un tatuaje común. En este caso, se utiliza un lápiz especial cuya tinta trabaja en la capa más externa de la piel, logrando un mejor acabado sin quedarse para siempre allí. La micropigmentación tiende a desvanecerse alrededor de un año después de haberse realizado el proceso, por lo que no tendrás que preocuparte de tener esa marca por el resto de la vida. Aunque es realmente una solución, este hecho facilita hacer las variaciones que creas conveniente en cada sesión. Por otro lado, los tatuajes comunes dan una clara señal de que son cejas artificiales. Esto ocurre por la imposibilidad que existe de hacer el trabajo de forma sectorizada, entonces lo que se obtiene es una línea curvada sin mayores detalles.

El proceso de micropigmentación

Trabajar con este método es muy sencillo, siempre y cuando te asegures de que lo harás con algún experto del área. En primera instancia deberán realizar un estudio de tus facciones y la forma natural de tus cejas para así generar los posibles modelos que te quedarán bien. Seguidamente, procederán a depilarte el área y a realizarte un maquillaje suave con el estilo acordado para valorar si realmente estás a gusto. De no estarlo, debes expresarte en ese momento, al final esas cejas las llevarás a todas partes eres tú por lo cual debes estar plenamente convencida. Antes de iniciar el proceso en sí, te podrán aplicar un poco de anestesia tópica local con el fin de evitarte muchas molestias. No obstante, como es un área delicada, puedes sentir algún tipo de ardor después de la sesión. Esto es normal y no necesita mayores cuidados. Al principio, quizás los dos primeros días, verás un poco oscurecidas las cejas, esto también es normal y ocurre porque la zona está cicatrizando de forma correcta. Al culminar este proceso la costra se caerá y tus cejas se verán del tono que has elegido.

El microblading

Esta es la otra versión de maquillaje semipermanente que se oferta en el mercado. Es muy similar a la micropigmentación pues también se realiza con un metodo pelo a pelo. Sin embargo, existen marcadas diferencias entre una técnica y otra que resumimos a continuación:
  • Debido a que se realiza a través de un sistema manual, se logra un efecto más preciso que conlleva a que el trabajo se vea aún más real.
  • Puede trabajarse como técnica de relleno en los casos en que exista poca vellosidad en el área o que se noten pequeños huecos esparcidos entre una zona y otra.
  • Las agujas utilizadas son mucho más finas por lo que puede permitirse realizar trazos exactos en cuanto a profundidad, distancia y longitud asegurando una versión muy similar a lo natural.
  • Según el sitio en el que vivas los precios pueden variar de una técnica a otra, pero en líneas generales el microblading tienden a ser un poco más económicas. De cualquier forma, esto depende de muchos factores como el lugar donde esté ubicado el centro, la calidad de sus profesionales, el tipo de servicio, entre otros.

¿Cómo saber qué técnica elegir?

En primera instancia, y antes de enfocarnos en la técnica en sí, se debe destacar que el centro donde se vaya a realizar el trabajo debe estar plenamente facultado para tal función. Existen numerosas opciones que promocionan estos servicios sin contar con las herramientas ni los estándares de higiene necesarios para realizarlos correctamente y que pueden llevar a resultados poco favorables. Después, debemos decidir el tiempo que esperamos que nos dure el trabajo. En líneas generales, el microblading se aplica en la zona más superficial de la piel por lo que su ciclo de duración es inferior a la micropigmentación. También destaca la amplitud de uso en el servicio. El microblading solo permite utilizarse con el mecanismo pelo a pelo, esto quiere decir que es exclusivo para las cejas. Mientras tanto, la micropigmentación puede aprovecharse en otras áreas como ojos o labios. De la misma forma, en esta última se facilita mucho la variabilidad en cuanto a los colores y diseños. En conclusión, cada mujer tiene las facultades adecuadas para decidirse por el método que considere mejor según su tipo de piel. Por esta razón, no existe una técnica superior a la otra, todo depende del gusto de la clienta y de las expectativas que tenga en cada caso.]]>

Te puede interesar