Consejos para que la economía doméstica no se resienta tras el nacimiento de un bebé

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

España sigue recuperándose económicamente tras el duro revés sufrido en el año 2007. Así lo demuestran las cifras dadas a conocer recientemente, las cuales indican que tras diez años la Seguridad Social ha vuelto a presentar un número de 19 millones de afiliados en total. Sin embargo, son muchas las inseguridades que siguen teniendo los habitantes de nuestro país. Una de ellas hace referencia a tener un hijo, acción para la que tantas parejas se muestran reticentes alegando que serán muchas las adversidades económicas que deberán afrontar. Sin embargo, lo cierto es que poniendo en práctica las recomendaciones que se detallarán a continuación la situación monetaria no pasa a ser muy negativa, estando destinadas todas ellas al máximo ahorro posible sin que ello afecte a la calidad de vida del bebé en cuestión.

Compra en una tienda que te garantice el mejor precio del mercado

En la actualidad son multitud los comercios existentes que están especializados en recién nacidos. La competencia da pie a que todos traten de ofrecer a los consumidores unos precios atractivos, siendo fundamental hallar exactamente qué tienda es la ideal en este sentido. A día de hoy bebestyle es la mejor elección posible por diversos aspectos que tanto las mamás como los papás tienen muy en cuenta. Y es que a sus precios que ya de por sí son bajos se suman una serie de promociones que habitualmente lanzan para captar nuevos clientes, acción que consiguen al mismo tiempo en que satisfacen a todos ellos con un servicio post-venta inmejorable. Por si fuera poco los envíos son a coste cero si los pedidos superan los 69 euros en total, hecho que es de agradecer enormemente por parte de aquellos padres que desean ahorrar. Adicionalmente en caso de que la cifra sea elevada bebestyle premia a los consumidores con regalos, tales como edredones y capas de baño. Pero de poco serviría que dicha tienda ofreciese los mejores precios del mercado si su catálogo escaseara, y en este aspecto sorprende poniendo al alcance de un par de clics multitud de productos para bebés, haciendo gala de una gran variedad de artículos para que todos los padres encuentren aquello que están buscando sin tener que pagar por ello un precio desorbitado que repercuta negativamente en la economía familiar.

Calidad es sinónimo de durabilidad

Son innumerables los padres que, en busca de opciones muy baratas, se acaban decantando por aquellos productos más económicos cuya calidad brilla por su ausencia. Para que el ahorro tenga lugar es esencial que los artículos adquiridos presuman de una buena resistencia y durabilidad en general. Asegurarte de ello no acarrea únicamente comprobar que la marca que está detrás del producto en cuestión es de plena confianza, sino que también debe llevarte a consultar opiniones verificadas. Gracias a Internet actualmente es fácil y rápido leer críticas tanto positivas como negativas de una enorme cantidad de artículos para bebés: carritos, tronas, dosificadores de leche y un larguísimo etcétera. Por ejemplo, en el caso del primer producto sacado a colación para los progenitores es tentador el hecho de optar por un modelo muy barato. Sin embargo, la decisión en términos económicos resultaría del todo equivocada si al cabo de pocos meses la unidad tuviera que reemplazarse por no ser utilizable bajo condiciones óptimas de seguridad, lo cual es frecuente al hacer uso de materiales poco resistentes al llevar a cabo su fabricación para dar forma a un producto muy asequible. Así pues, la característica más importante que debe ser tenida en cuenta por todos los padres es la de la relación calidad-precio. En este sentido algunas de las mejores marcas son conocidas bajo los nombres de Chicco, Fisher-Price y Cambrass, estando todas ellas disponibles precisamente en la tienda online anteriormente mencionada.

Pañales ecológicos de tela para evitar un gasto innecesario y colaborar con el medio ambiente

El último consejo cada vez es puesto en práctica por una mayor cantidad de papás y mamás. Y no es para menos, puesto que con los pañales ecológicos elaborados mediante tela no solo se reduce considerablemente el gasto efectuado, sino que también se procura por el planeta que tan castigado está a fecha de hoy. Ciertamente la adquisición de pañales ecológicos de tela requiere una mayor inversión inicial, pero la misma se amortiza gracias principalmente al hecho de que no existe la obligación de comprar las aproximadamente seis mil unidades tradicionales que suelen utilizarse durante el periodo en el que el pequeñín necesita la disposición de un pañal. El recubrimiento de tela es lavable sin ninguna dificultad, evitando así que semana tras semana la basura se llene de pañales con todo lo que ello acarrea para el medio ambiente. Aplicando esta recomendación junto a las anteriormente descritas la economía hogareña permanecerá en un estado óptimo y no surgirán dificultades a la hora de darle al bebé aquello que requiere para gozar de bienestar tanto dentro como fuera de casa.]]>

Te puede interesar