Iberdrola obtiene un beneficio neto ordinario de 1.368 millones de euros en el primer semestre de 2018, un 27% más

Cumpliendo con las Perspectivas Estratégicas 2018-2022 Tras las inversiones realizadas, Iberdrola ha continuado avanzando en el cumplimiento de sus Perspectivas Estratégicas 2018-2022. En el negocio de Redes, el proyecto NECEC, que desarrolla la filial norteamericana de Iberdrola, AVANGRID, ha sido seleccionado para ejecutar la interconexión entre Canadá y Massachusetts. Además, en Brasil han sido revisadas las tarifas de las distribuidoras de Neoenergia Coelba y Cosern por un periodo de cinco años. En el área de Renovables, Iberdrola ha avanzado en su apuesta por la energía eólica marina. Durante los seis primeros meses del año, la compañía ha instalado las primeras cimentaciones – jackets – del parque East Anglia One, en aguas de Reino Unido y con una capacidad de 714 MW, además de recibir la subestación de esta instalación, Andalucía II. Iberdrola también se ha adjudicado 486 nuevos MW en el mar Báltico alemán y 800 MW en Estados Unidos para desarrollar en la costa de Massachusetts a través de la sociedad Vineyard Wind. En Francia, han sido aprobadas las tarifas para el futuro parque eólico marino de Saint Brieuc, con casi 500 MW de potencia. La compañía se ha adjudicado además 471 MW eólicos terrestres para desarrollar en Paraiba (Brasil) y ha completado 122 nuevos MW de la central hidroeléctrica de Belo Monte, en el mismo país. En cuanto a energía solar, Iberdrola ha culminado la instalación de las plantas fotovoltaicas de Santiago y Hermosillo en México, con una potencia de 150 y 77 MW, respectivamente, mientras que en España ha anunciado la construcción de la planta Núñez de Balboa en Extremadura, que contará con una capacidad de 391 MW. En el negocio de Generación y Comercial, el grupo ha instalado ya un millón de contadores inteligentes en Reino Unido, mientras que en México ha repotenciado el ciclo combinado de Monterrey y ha renegociado las tarifas con la Comisión Federal de Electricidad (CFE). El plan de inversiones de Iberdrola, que contempla 32.000 millones de euros entre 2018 y 2022, avanza, por tanto, según lo comprometido, con un 86% del total ya en construcción o asegurado. Los negocios de Redes (con un total de 15.000 millones de euros) y Renovables (con un total de 12.000 millones de euros) alcanzan ya el 90% de las inversiones previstas en febrero de este ejercicio. Iberdrola confirma sus previsiones para 2018  La sólida evolución de los negocios esperada para la segunda mitad del año permite a Iberdrola reafirmar sus previsiones para 2018. En el área de Redes, mejorarán los retornos en Estados Unidos y Brasil. En Renovables, se desarrollará nueva capacidad eólica terrestre en México, eólica marina en Alemania e hidroeléctrica en Brasil. Asimismo, también tendrán un efecto positivo las mayores reservas hidroeléctricas, con una mayor producción. Para Generación y Clientes, la compañía espera una mejora de los precios en Europa y en México, así como la normalización de la producción nuclear y la contribución de la nueva potencia mexicana. Todo ello se combinará con mayores niveles de eficiencia.  Así, sobre este escenario, Iberdrola prevé cerrar 2018 con un Ebitda superior a los 9.000 millones de euros y un beneficio neto reportado cercano a los 3.000 millones de euros, lo que le permitirá continuar incrementando el dividendo en línea con la evolución de sus resultados.]]>

Te puede interesar