Los juegos de mesa modernos más populares

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

A raíz de nuestra infancia o a través de algún amigo o familiar, todos coincidimos a la hora de reconocer los juegos de mesa más clásicos de la historia. Inconscientemente tu mente ya debe de estar interpretando a qué juegos nos referimos. En efecto, estamos hablando de juegos como: el parchís, la oca, los puzzles, el dominó, el ajedrez, el póquer, el tres en raya, las damas o el Twister, entre otros. Estos juegos han marcado un antes y un después en la historia del entretenimiento y en la actualidad son considerados como leyendas vivas de los juegos de mesa, a pesar de los años nunca pasan de moda y sus mecánicas de juego se han transmitido de generación en generación. No obstante, el hecho de que los juegos clásicos ocupen su lugar no quiere decir que sigan saliendo a la luz nuevos títulos de juegos de mesa más contemporáneos que, por su calidad y mecanismo de juego, se hayan ganado un puesto entre los juegos más populares. A continuación pasamos a detallar los mecanismos de los juegos de mesa modernos más populares del mercado, cada uno de los cuales puedes conseguir en esta url.

Catán

Este juego de azar y estrategia se ha ganado su sitio entre los más populares.  Siendo realistas, tiene verdaderos motivos para ello. Catalogado como un juego que combina el azar con la estrategia, está diseñado para disfrutar en familia y con amigos; también es apto para niños.

Resumen del juego

El juego nos muestra, con un estilo muy característico, el dibujo de una isla: la isla de Catán. Este territorio se encuentra dividido en 19 campos, todos rodeados por el mar. El objetivo principal del juego es colonizar la isla, llegando a ser el dueño de todos los campos que la forman. Entre los diferentes campos que la componen, existe un desierto y cinco tipos de terreno, cada uno de ellos formado por una materia prima diferente. Estos recursos son madera, lana (oveja), cereales, arcilla y minería, el desierto, naturalmente, no produce nada.

Mecánicas de juego

Cada jugador comienza en posesión de dos poblados y dos carreteras. Ser propietario de un poblado te otorga un punto. Aquel que logre ser el primero en conseguir diez puntos, gana el juego.Para conseguir puntos hay que construir nuevas carreteras y fundar poblados, los cuales deberán ser transformados eventualmente en ciudades. Cada ciudad vale dos puntos, pero para construirlas hacen falta materias primas. Te estarás preguntando cómo se consiguen las materias primas; para ello, en cada uno de los turnos se decide qué campos van a producir beneficios tirando dos dados. Para que lo veas a modo de ejemplo, cada campo está fichado con un número, de forma que si en los dados sale el número tres, todos los campos marcados con este número producen beneficios en ese turno. Además, existe una condición por la cual los jugadores solo pueden tener beneficio de los campos si estos limitan con uno de sus poblados o ciudades. Lo ideal es que un poblado o ciudad limite con todos los campos posibles, hasta un máximo de tres, para así poder hacerse con el mayor número de materias primas posibles cada vez que se lancen los dados. Una vez has comprendido esto ya eres un buen colono que acumula recursos. Sin embargo, al no disponer de poblados en todas partes, debes comerciar con los demás jugadores para conseguir las cartas que te faltan y construir un nuevo poblado. Piensa bien dónde construir tu poblado, ya que los números más largos tienen más probabilidades de salir, de forma que te interesa construir el poblado cerca de números altos para conseguir un mayor volumen de materias primas.   

Aventureros al tren

Pensado para trasladarte a un pasado lejano, en que los grandes recorridos se hacían en tren. Está ambientado en la época en la que Phileas Fogg dio la vuelta al mundo en 80 días, por lo que en este juego cinco amigos se proponen recorrer tantas ciudades como sea posible en un plazo de siete días. Deberán hacerlo en tren y aquel que logre visitar el mayor número de ciudades en el tiempo establecido se hará con el gran premio de un millón de dólares. Este juego, que también es apto para niños, resulta ideal para jugarlo en familia.

Resumen del juego

En el tablero se muestran las principales ciudades de Estados Unidos vinculadas por líneas discontinuas de colores. Los jugadores tendrán que hacerse paso a través de ellas jugando las cartas de vagón del color correspondiente, por lo que se necesitarán tantas cartas de vagón como tramos haya en el recorrido. Tras recorrer la ruta entre dos ciudades, colocaremos nuestros vagones para señalizar nuestro paso. Conseguiremos puntos al crear rutas entre ciudades vecinas y al completar con éxito las rutas que las cartas billete nos planteen. El juego termina cuando cualquiera de los jugadores se quede sin vagones. Fuente: juegosdemesayrol.com]]>

Te puede interesar