El Euribor deja de abaratar las hipotecas por primera vez desde hace 6 años

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Euribor es un acrónimo anglosajón que se traduce como un índice que marca el precio al que se están dispuestas las entidades financieras a prestar dinero entre sí. Dicho de otro modo, se trata de el índice de referencia para los préstamos personales e hipotecarios.

Qué es el Euribor y qué consecuencias conlleva

El Euribor es un tipo de interés que se aplican a las operaciones realizadas entre bancos europeos. Se trata del porcentaje que paga un banco como tasa cuando otro le presta dinero. No es solo un tipo de interés, sino que también es la media a la que se prestan los bancos europeos el dinero entre sí sometido a un plazo concreto. Este valor es publicado todos los días, y es utilizado normalmente como indicador de referencia en la hipoteca como medida mensual del Euribor. En condiciones de mercado normales, el Euribor fluctúa entre medio y un cuarto de punto más arriba del precio oficial que el Banco Central Europeo (BCE) decide. Actualmente los tipos de interés oficiales rondan en cero, de modo que el BCE ha tenido que implantar políticas económicas que no animan a que los bancos se presten dinero. De modo que si la hipoteca que estamos pagando mensualmente viene de la suma del Euribor dividido en 12 meses sumando el porcentaje del banco; si el Euribor es negativo el pago mensual de quienes pagan la hipoteca es demasiado bajo. Las entidades financieras se alimentan del dinero de los ahorradores, así como del préstamo a otros. Si el precio que pagan y el que cobran es muy bajo, no se obtienen beneficios rentables, y los bancos pasan a buscar ingresos de otro modo como, por ejemplo, subiendo las comisiones.

Qué está pasando con el Euríbor este año

El índice de referencia para las hipotecas de nuestro país, el euribor, ha terminado el pasado mes de septiembre en el -0,166%, lo que supone un nivel más elevado al de hace un año. Las consecuencias de este cambio económico representa el fin del abaratamiento de las hipotecas que tengan que revisarse este año. Se trata de una situación destacable, pues después de seis años es la primera vez que la revisión de las hipotecas no va a beneficiar a los clientes bancarios. Por otra parte, el Banco Central Europeo (BCE) ha relajado sus políticas monetarias provocando con ello un descenso del Euribor, siendo este el interés que los bancos sacan de los préstamos que tienen lugar entre entidades. El Euribor empezó a adentrarse en cifras negativas a partir del 2016. Aunque el Banco Central Europeo asegura que para el 2019 los tipos van a volver a subir, o al menos así lo anticipa el mercado. Gustavo Martínez, analista de XTB, ha declarado que el fin de los estímulos monetarios del BCE provoca un aumento del índice mediante el cual los bancos se prestan dinero. Esto se debe a que al disminuir la oferta monetario, el tipo de interés del dinero aumenta, según la conocida ley de la oferta y la demanda, pues esta es la regla general que rige la economía de nuestros tiempos. Todo esto provoca un efecto directo ante los consumidores, ya que al aumentar los tipos, los bancos tienen que prestar dinero a un Euribor más alto, lo cual provoca que cuando los consumidores pidan préstamos al banco o se metan en una hipoteca, se tenga que devolver una cantidad mayor por el mismo principal. Obviamente la devolución dependerá del tipo de interés. A modo de resumen, lo que ocurre es que el endeudamiento sube, así como lo hacen también las cuotas de préstamos de los hogares. Manuel Gonzalvez, director de hipotecas en iAhorro, mantiene que lo que tenemos que tener en cuenta es que el indicador está por debajo de cero todavía, y es en eso en lo que debemos trabajar. Los expertos apuestan que en el próximo año 2019 va a haber un cambio destacable en la economía de nuestro país, pero que este año la situación es irreversible. Los bancos, muchos de ellos, han comenzar a poner sobre la mesa hipotecas variables en tipos muy tentadores, por lo que parece que puede haber un cambio a medio plazo. No es ningún secreto la guerra de precios en el sector hipotecario que estamos experimentando en estos momentos. Parece ser que este año no va a haber ningún cambio aparentemente apreciable, tendremos que esperar al 2019 a ver si los expertos han acertado en sus predicciones.]]>

Te puede interesar