En tiempo de crisis también surgen grandes oportunidades

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

Los expertos en economía tienen una opinión clara respecto a los ciclos económicos desfavorables, ya que no son pocos los negocios victoriosos que han nacido en época de crisis,  con índices de desempleo altos.

He aquí cuando algunos visionarios saben analizar el mercado para encontrar las diversas ventajas que ofrece esta situación para el emprendimiento. Si no que se lo pregunten a Amancio Ortega, uno de los hombres más ricos del mundo, que fundó la compañía Zara en 1975, cuando el sector textil en España no estaba pasando por su mejor momento.

En el mismo año, 1975, Bill Gates y Paul Allen crearon la empresa Microsoft en Albuquerque (Nuevo México), en un momento nada favorable de incertidumbre económica después de la crisis del petróleo de 1973.

Los datos hablan por sí solos y demuestran que las oportunidades en tiempos de crisis están esperando a aquellos emprendedores que sepan verlas, que vean en las necesidades de la población nuevos proyectos para emprender y sacar rentabilidad.

Un ejemplo muy actual es el caso que se está viviendo y que se le ha dado el sobrenombre de la revolución del alquiler de trasteros que ha nacido a consecuencia de la falta de espacio, tanto para particulares como para empresas, sobre todo en la capital, donde los precios del metro cuadrado son prohibitivos y se suelen tener pocos metros disponibles en la vivienda, en la empresa, en la oficina o en el local comercial donde tengamos el negocio instalado.

A estos modelos productivos, les es muy rentable alquilar un trastero, un espacio para ocupar solo en momentos puntuales o para tener como desahogo de almacén para un negocio concreto cuando se cuentan con locales comerciales pequeños. La empresa Extraroom te alquila un trastero en Madrid, cubriendo una necesidad imperante en la sociedad actual, siendo una empresa en auge en estos momentos a la que se augura un gran futuro por su acierto en cubrir con profesionalidad una demanda muy actual.

Buscar financiación, liquidez, clientes… en Internet
Por otra parte, si tenemos espacio para cubrir las necesidades de nuestro negocio, pero nos encontramos con uno de los principales inconvenientes cuando iniciamos un proyecto empresarial, sobre todo cuando la economía no es favorable, que no es otro que el de encontrar financiación, sí debemos tener en cuenta, conocer y aprovechar las políticas públicas de ayuda al emprendedor que suelen ser más favorables para el sector empresarial en esos momentos difíciles.

Por otro lado, cuando la dificultad es extrema para montar nuestro propio negocio por falta de liquidez, una buena solución hoy día es recurrir a internet para ofrecer nuestro servicio a empresas y particulares.

Un claro ejemplo puede ser el de un conductor. Si somos conductores profesionales, pero no tenemos el capital necesario para montar nuestra propia empresa dedicada al transporte, siempre podremos trabajar por nuestra cuenta, como autónomos, creando una página web u ofertando nuestra labor a través de agencias de contratación. Hoy día, además, con la crisis en la que sigue inmersa nuestro país, es muy habitual que los usuarios y empresas recurran a la contratación de personal solo en momentos puntuales en lugar de tener puestos de trabajo fijos en la plantilla.

Esto se traduce a que quizás en tu profesión tengas dificultades para que una única empresa te contrate, pero sí puedes encontrar varias empresas que se interesen por tus servicios de forma intermitente, contratándote por periodos concretos, y el mejor lugar para ofrecer tus servicios es internet.

La clave para sacar un negocio adelante 
Sin lugar a dudas, una de las principales claves será la de encontrar aquel nicho de mercado que esté por cubrir, que tiene demanda, pero poca o mala representación empresarial. Un nicho que suele salir a flote en estos momentos de necesidad, con lo que, es posible que sea un mercado emergente que aún está por cubrir.

Podríamos poner como ejemplo el alquiler de habitaciones. En estas situaciones suele ser muy frecuente el mudarse a otra ciudad de manera temporal en busca de trabajo, a menudo ese traslado se hace solo y el principal objetivo es minimizar los gastos.

En este contexto, es una gran idea que los mercados inmobiliarios ofrezcan otro tipo de alquiler, que en lugar de ser de viviendas íntegras, contemple el alquiler por habitaciones, compartiendo sus ocupantes las zonas comunes, como cocina o cuarto de baño.

Los tiempos de crisis también favorecen a las empresas maduras que se hallan en condiciones de soportar la nueva situación financiera y que son capaces de hacer la adaptación de negocio necesaria para sobrevivir. Para ellas la máxima ventaja se encuentra en que desaparece gran parte de la competencia, con lo que finalmente las más fuertes toman posiciones y ganan cuota de mercado.

Algunos de los sectores que mejor han aguantado siempre los efectos negativos de la crisis han sido los relacionados con la salud privada, el turismo, los servicios de asistencia a personas mayores, las empresas que se dedican al cobro de morosos o aquellos que se decidan al sector del lujo, y es que en tiempo de crisis las grandes fortunas suelen crecer, y la tónica es que los ricos se hacen más ricos mientras la clase media se hace más pobre y entra a formar parte de la clase baja o más desfavorecida.

Te puede interesar