KPMG alerta del riesgo secesionista en Cataluña

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Servimedia

El 34% de las empresas familiares catalanas está preocupada por la incertidumbre política, aunque el 75% asegura tener confianza o mucha confianza sobre el desempeño de su actividad a futuro, según el Barómetro Europeo de la Empresa Familiar que elabora KPMG en colaboración con asociaciones territoriales vinculadas al Instituto de la Empresa Familiar (IEF).

No se trata, sin embargo, de la mayor inquietud que muestran, ya que un 46% de los encuestados para el estudio apunta la evolución de la rentabilidad como el principal foco de preocupación, seguido por la búsqueda de talento (36%), la citada situación política (34%) y el incremento de la competencia (31%).

De hecho, para el 65% la mejora de la rentabilidad es su objetivo número uno para el próximo año, seguido por un 33% que buscará aumentar la facturación y la inversión (25%).

Con una visión retrospectiva, el 67% de las empresas familiares catalanas asegura que reforzó plantilla y generó nuevos puestos de trabajo en el último año, y un 70% confiesa haber incrementado sus niveles de facturación en el último año, cifra similar a la media de España.

La encuesta, efectuada entre los meses de mayo y julio pasados, revela que un 41% espera que sean las siguientes generaciones las que tomen el relevo a través de la cesión de la propiedad, un 38% apuesta por traspasar la gestión y un 36% la gobernanza de la compañía. Solo un 7,5% revela tener intención de vender el negocio familiar durante los próximos tres años, y un 30% proyecta nombrar a un primer ejecutivo ajeno a la familia.

Barómetro Europeo de la Empresa Familiar 2018

Te puede interesar