Denim Souls, diseños exclusivos que reflejan el alma de quien los lleva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Juan M. Comas

May López-Bleda es una pequeña gran emprendedora que comenzó a fabricar chaquetas vaqueras artesanales con motivos vintage cuando estudiaba en la universidad. La conocían como la “chica Marlboro”, pues su primer diseño consistió en pintar el logo de la conocida marca de cigarrillos en una torerita vaquera. Así nació Denim Souls, entre copas, botes de pintura y visitas a mercadillos.  Después de terminar sus estudios universitarios, May cursó dos cursos de postgrado, mientras se dedicaba ya en cuerpo y alma a sacar su empresa adelante: hizo un curso de postgrado en Iniciación a la Empresa y el Máster Ejecutivo en Dirección de Empresas de Moda por el ISEM-Universidad de Navarra. En esta entrevista nos cuenta cómo ha sido su experiencia emprendedora.  

¿Cuándo decides poner en marcha Denim Souls? ¿Cómo se te ocurrió la idea? ¿Con quién pusiste en marcha la firma?
Desde siempre me han apasionado los mercadillos vintage, y fue allí dónde surgió la semilla de lo que es hoy Denim Souls. En agosto de 2016, compré una vieja cazadora vaquera roja oversized, en uno de estos mercados, con el fin de transformarla. Decidí pintar un gran rombo blanco en la espalda con el logo de la icónica firma de tabaco Marlboro, imitando así lo que sería un paquete de cigarrillos. Por aquel momento estudiaba Publicidad y RR.PP. en la Universidad de Navarra, así que era y sigo siendo, una apasionada de los logos y lo que representan. Al volver a las clases la cazadora causó gran sensación. La gente hablaba de la chica de Marlboro, y era muy común ver la cazadora circular de mano en mano en fiestas. Así que empecé a recibir encargos de mi círculo de amigos, que luego se extendería a amigos de amigos, familiares… Mientras realizaba los encargos me dedicaba a prestar mi Marlboro Jacket a conocidos para que se extendiera el boca a boca. Así nació Denim Souls, entre copas, botes de pintura y visitas a mercadillos para conseguir las cazadoras vintage. Decidimos llamar a la marca Denim Souls porque las cazadoras son diseños exclusivos que pretenden representar el alma de la persona que la lleva. Además, el nombre representa totalmente lo que queremos que sea la esencia de marca: única, tuya y vaquera. La firma la pusimos en marcha una amiga y yo. Aunque en este momento soy yo la que lleva la firma al completo. Desde lo que es la elaboración de los productos hasta las redes sociales, pasando por el diseño y los números. En este último punto, me está ayudando mucho un máster especializado en dirección de empresas de moda que estoy cursando en ISEM Fashion Business School.

“Decidimos llamar a la marca Denim Souls porque las cazadoras son diseños exclusivos que pretenden representar el alma de la persona que la lleva”

¿Cuáles son los productos que elaboráis? ¿Son todas las chaquetas hechas a mano? ¿Son únicas e irrepetibles? En función de eso su precio variará, ¿no? ¿Cómo son?
En este momento Denim Souls elabora únicamente cazadoras vaqueras, aunque en un futuro no muy lejano ampliaremos la línea. Todas nuestras cazadoras son únicas, es uno de nuestros pilares fundamentales. Se trata de un producto elaborado de forma artesanal, aunque la cazadora en sí sea vintage, se pintan a mano todas de forma individual. El precio de las cazadoras no se fija según las horas de trabajo o el nivel de dificultad. Aunque en la mayoría se dedique una media de 10 horas de trabajo artesanal, está claro que en algunas ese tiempo es más reducido. Sin embargo, a la hora de fijar el precio, se tiene también en cuenta el tiempo que se ha dedicado a pensarla, y que se trata de un producto exclusivo y totalmente artesanal. Por esta razón el precio es unitario.

“Nuestros mejores influencers son nuestros clientes”

¿Cómo las hacéis? ¿Cuántas horas de trabajo y personalización puede llevar hacer cada una de ellas? ¿El cliente puede aportar la suya propia y contar con Denim Souls para su personalización? ¿Ofrecéis esa posibilidad?
Las cazadoras se adquieren a diferentes proveedores, ya que se trata de un producto, a veces, difícil de localizar. Cuando se compra una cazadora hay dos cosas que siempre se tienen en cuenta: que aunque sea vintage, esté en perfectas condiciones; y que sea 100% algodón. Sólo así nos podemos asegurar que el tejido tenga la densidad y calidad suficiente para soportar la pintura textil y su durabilidad en el tiempo. Una vez compradas, se tratan con diferentes productos para lavarlas y para que la pintura se fije bien en el tejido. Cuando la chaqueta está preparada, empieza el proceso de diseño, en el que se tiene mucho en cuenta desde el color del vaquero hasta la morfología de la prenda, que muchas veces está condicionada por las costuras, medidas, etc. Lo que conlleva más tiempo es el proceso de pintado de la prenda, que suele ser una media de 10 horas, ya que cada una de las cazadoras lleva alrededor de 5 capas de pintura de cada color para que este se vea tal cual es. Denim Souls utiliza tanto su e-commerce como los diferentes perfiles en RRSS a modo de escaparate. El grueso del negocio no está en las ventas de la línea ready to wear, sino en los encargos de Custom Jackets. La firma nació así, trabajando bajo demanda y es realmente dónde está el negocio, ya que a la gente le gusta llevar creaciones suyas, además de sentirse partícipe del proceso.

¿En qué tipo de público pensáis y cómo se pueden comprar?
Actualmente el público de Denim Souls son mayormente mujeres de 20 a 35 años. Suelen ser personas muy activas en redes sociales, con inquietudes artísticas, cultura musical… En general, suele ser gente, como yo la llamo, muy nutrida. Además suelen tener un nivel adquisitivo un poco superior a la media, ya que nosotros estamos posicionados con un precio premium. Compran por medio del e-commerce y redes sociales. La mayoría de pedidos entran por instagram, que es nuestra red social más fuerte, aunque otros muchos han sido por el boca a boca.

¿Trabajáis con influencers? 
De momento no trabajamos con influencers por varias razones. Por un lado, el producto que ofrecemos es único y el público que suele estar asociado a estas figuras públicas tiene mayormente un comportamiento de imitación, así que si una influencer postea una de nuestras cazadoras muchas de sus seguidoras querrían comprarla. Pero claro, sólo hay una. Otra de las razones es que las tarifas de estas personas son francamente altas, suelen estar condicionadas por contratos, comisiones de agencia… Somos una marca joven, con poco presupuesto para este tipo de cosas y sobre todo, hay que saber gestionar el éxito. De momento para tener una de nuestras cazadoras hay una lista de espera de un mes. Nos va bien, lo que se gana se invierte en mejorar la marca. En resumen, nuestros mejores influencers son nuestros clientes.

¿Tenéis pensado en participar en showrooms o mercadillos vintage especializados para dar a conocer la marca también así?
Por supuesto que participaremos de cara a 2019 en showrooms con nuestra propia pop-up store. Nos interesa mucho de tratar personalmente con futuros clientes, además de ofrecer un vínculo más experiencial con el público en este tipo de eventos.

¿Dónde ves la empresa dentro de unos años?
Me encantaría convertir Denim Souls en una firma con su propia línea de ropa y complementos premium. Ampliar también los tipos de tejido, pero sobre todo, convertir nuestras piezas en objetos de deseo y dejar una huella en el sector.

Te puede interesar