Ryanair vulneró el derecho a huelga de sus trabajadores

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Continúan saliendo a la luz irregularidades que afectan a Ryanair, la compañía irlandesa low-cost, que parecía haberse redimido de su mala fama con la llegada de su nuevo COO. Sin embargo, la realidad ha desmentido una vez más a la Dirección de la aerolínea. Esta vez de la mano de la Dirección Especial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social del Gobierno de España.

Así, la Inspección de Trabajo ha emitido una resolución en la que determina que Ryanair vulneró el derecho a huelga de los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) en las jornadas de paro del 25 y 26 de julio y 28 de septiembre, proponiendo sanciones a la empresa por la comisión de 15 infracciones graves y una muy grave.

Además, y lo que es aún más grave: la Inspección de Trabajo constata la obstrucción de la labor inspectora y el incumplimiento de la normativa sobre prevención de riesgos laborales, según la resolución dada a conocer por el sindicato USO.

En lo referente a la vulneración del derecho a huelga, Inspección de Trabajo confirma las coacciones realizadas por la empresa al preguntar a los TCP, mediante correos electrónicos y llamadas de teléfono, si iban o no a ejercer su derecho a huelga, así como la exigencia de llevar a cabo labores de venta en los vuelos, en contra de lo dictado por la resolución de servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento.

Además, Inspección también determina la vulneración del derecho a huelga en la jornada del 28 de septiembre al designar Ryanair guardias e imaginarias en número superior al normalmente establecido, modificando planificaciones de forma inmotivada y sin respetar los plazos de preaviso a los trabajadores.

Estas designaciones de guardias e imaginarias excesivas constatan, según Inspección, “hacinamientos de los TCP en los locales destinados a la realización de guardias, con la consiguiente afectación a la seguridad y salud de los trabajadores”. En este sentido, se ha corroborado las insuficiencias en cuanto al espacio disponible, mobiliario, dotaciones de taquillas y vestuarios teniendo en cuenta la mayor afluencia de trabajadores en los locales los días de huelga.

Finalmente, Inspección de Trabajo determina que Ryanair ha obstaculizado las labores de comprobación de los inspectores, especialmente en lo referente a la toma de declaración a los tripulantes de cabina y al análisis de la documentación laboral y de prevención de riesgos laborales.

“Esta resolución de la Dirección Especial de Inspección de Trabajo, que ha recopilado toda la información de las Inspecciones Provinciales, supone un paso importantísimo para regularizar la situación de los tripulantes de cabina de Ryanair así como las reivindicaciones que llevamos meses defendiendo. Tras mucho insistir, Inspección de Trabajo ha emitido una completa resolución. Ya era hora de que alguna instancia del Gobierno constatara las múltiples vulneraciones de los derechos laborales que hace Ryanair en nuestro país”, valoró Pedro Alzina, secretario general de USO Sector Aéreo.

Te puede interesar