Educación, sanidad e inmigración ilegal, fuera de la agenda política en las Andaluzas 2018

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Juan M. Comas

Andalucía es la comunidad autónoma que más gastó en educación y sanidad en el último año y, sin embargo, es donde peores resultados se obtienen. La Andalucía de Susana Díaz (PSOE) es la campeona del derroche autonómico, seguida muy de cerca de Cataluña.

En total se destinaron cerca de 7.000 millones de euros a educación y 9.200 millones de euros a sanidad, sólo en 2017. Al tratarse de la comunidad autónoma con más habitantes, lo interesante no es ir a la cifra total de gasto sino ver el gasto per cápita. Así, Andalucía destinó 835 euros por habitante en 2017 en educación, y 1.098 euros por habitante a sanidad en el mismo ejercicio.

Sin embargo, los datos del Informe PISA, por ejemplo, ponen de manifiesto que los resultados obtenidos por los alumnos de esta comunidad están muy por debajo de los obtenidos, por ejemplo, por estudiantes de Castilla y León. En 2009, esta comunidad encabezó el ranking en las tres especialidades de las que examina PISA: habilidad lectora, matemáticas y ciencias.

Por su parte, la inmigración ilegal en España batió su propio récord el año pasado con más de 27.200 entradas de ilegales por las fronteras, según datos del Ministerio del Interior. Un problema que afecta muy de cerca, como es lógico, a esta región del sur de España por su cercanía al Estrecho.

Sin embargo, ni la sanidad, ni la educación ni la inmigración ilegal forman parte de la agenda política ante las próximas elecciones autonómicas andaluzas. ¿Por qué?

Te puede interesar