Barcelona prohíbe que las bicicletas circulen por las aceras

Redacción

El Ayuntamiento de Barcelona ha prohibido, con la aplicación de la nueva Ordenanza de Circulación de Peatones y Vehículos efectiva desde el pasado 1 de enero de 2019, que las bicis puedan circular por las aceras de toda la ciudad.

El consistorio, que dirige Ada Colau, se escuda en que los carriles bicis cuentan con una red de algo más de 1.000 Kms. por toda la ciudad, una cifra que ninguna otra Administración o entidad ha auditado aún.

No obstante, “la normativa municipal indica que las bicicletas pueden circular por la acera, siempre que no haya ningún carril bici ni ninguna señal que indiquen lo contrario, en los siguientes casos:

  • Aceras de más de 5 metros de ancho y 3 metros de espacio libre.
  • Carriles bici en la acera, a una velocidad máxima de 10 km/h.
  • De 22:00 h. a 7:00 h. en aceras de más de 4,75 metros de ancho y tres metros de espacio libre.
  • Ciclistas menores de 12 años y sus acompañantes”.

Así, las bicicletas deberán circular por la calzada, “donde se tienen que situar en el centro del carril y no pueden ser adelantadas por el resto de vehículos, que deben mantener una distancia de seguridad de 1,5 metros. Esta posibilidad existe incluso cuando la vía dispone de un carril bici”, reza la normativa aprobada.

Te puede interesar