Honda adapta sus motores a la exigente normativa EURO V de emisiones

Redacción

La nueva directiva 2016/1628, que entró en vigor el pasado 1 de enero, regula las emisiones de los motores de combustión interna instalados en máquinas móviles que no sean de carretera.

Nos referimos a todo tipo de pequeña maquinaria para jardinería, agrícola e industrial, como cortacéspedes, motoazadas, generadores o motobombas. Solamente en Honda, esta medida afecta a las seis millones de unidades de motores y power products que producen al año.

Esta directiva reduce drásticamente los niveles de emisiones de HC y NOX (hidrocarburos y óxidos de nitrógeno), así como las emisiones de partículas de los motores diésel.

Se trata de un gran reto al que se enfrentan todos los fabricantes mundiales de motores de explosión. Para poder cumplir con los estrictos requisitos de esta nueva legislación, los fabricantes deben realizar muchos cambios en la construcción de los motores, obligándoles a llevar a cabo importantes inversiones en recursos de ingeniería y producción. No todos los fabricantes están en disposición de asumir este reto.

Honda, con 70 años de historia a sus espaldas y el mayor fabricante de motores del mundo, con una producción anual de 31,2 millones de unidades, ya ha realizado todos los cambios necesarios en la ingeniería y producción de sus motores de las gamas GX/GXV para cumplir con la normativa desde el día 1 de enero de 2019. A simple vista cuesta identificar todos los cambios realizados en la gama de motores Honda GX/GXV: solo la etiqueta que certifica el cumplimiento de la nueva norma de emisiones o pequeños cambios estéticos como el filtro de aire en algunos modelos nos permitirán diferenciarlos. Sin embargo, los motores que cumplen la normativa EURO V han experimentado importantes modificaciones a nivel interno, afectando diversidad de piezas como el propio filtro de aire, el regulador, el volante magnético, el árbol de levas, la válvula de admisión, la cámara de combustión, el pistón, el cilindro o el cigüeñal.

Respecto a la gama GC/GCV, Honda presenta una colección totalmente nueva, la serie GCVx, que incorpora las últimas novedades tecnológicas de Honda para cumplir y satisfacer los requisitos del mercado actual y futuro para las aplicaciones domésticas de jardinería con motor de gasolina. Desde luego, cumple con la normativa EURO V, certificada con suficiente potencial para cumplir con futuras regulaciones de emisiones aún más estrictas, incluidas CARB y EPA.

Honda garantiza que todos sus motores estacionarios y toda su gama de Power Products (pequeña maquinaria para jardinería, agricultura e industrial) cumple y seguirá cumpliendo con la normativa vigente en todo momento, asegurando así la fiabilidad de sus productos y la seguridad de sus usuarios.

Te puede interesar