UFD (Naturgy) cierra el año con 3,6 millones de contadores instalados

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Branded Content

UFD, filial de distribución eléctrica de Naturgy, cierra el año 2018 con la cifra de 3.610.346 contadores inteligentes domésticos instalados, es decir, el 99% del parque de equipos de la compañía en España, con potencia contratada inferior a 15 kW. El 99% de estos contadores está plenamente integrado en el sistema de telegestión, cumpliendo el plan de sustitución de contadores según se establece en la legislación vigente. De esta forma, UFD concluye un paso decisivo hacia las redes inteligentes.

Para poder materializar la telegestión de estos equipos, además de la instalación de los contadores la compañía ha invertido 86 millones de euros en adaptar más de 36.500 centros de transformación (el 96% del total), permitiendo además mejorar el mantenimiento, operación de la red y la calidad de suministro. Los equipos de telegestión recogen diariamente más de 500 millones de registros horarios en España.

Por comunidades autónomas, UFD ha instalado ya más de 1,5 millones contadores en Galicia (el 98,3% del parque de contadores); 1,1 millones en la Comunidad de Madrid (el 99,9% del parque); más de 609.000 contadores en Castilla-La Mancha (el 99,2%), y 321.000 contadores en Castilla y León (el 99,2%).

Solo quedan pendientes los casos en los que se registran dificultades en el acceso a la vivienda o aquellos en los que es necesario adecuar y reformar las instalaciones.

Según el director de UFD, Raúl Suárez, “las redes de distribución de energía están llamadas a jugar un papel crucial en los nuevos modelos energéticos, contribuyendo al desarrollo de un sistema eléctrico más flexible y digitalizado en los que se incrementará la autonomía de decisión de los clientes sobre cuándo y cuánto consumir”.

UFD ha hecho un importe esfuerzo en los últimos años en innovación y aplicación de nuevas tecnologías para avanzar en la telemedida y telegestión de los puntos de suministro, en el telecontrol y sensorización de las redes, así como en el robustecimiento de las infraestructuras e integración de las redes de comunicación y sistemas con la red convencional para optimizar su explotación.

Más información y control para los clientes

Los nuevos contadores digitales son, en el ámbito doméstico, el elemento sobre el que pivota el desarrollo de las redes inteligentes. Los nuevos equipos proporcionan a los consumidores más información sobre la energía consumida favoreciendo el ahorro y la eficiencia, una lectura de la energía con discriminación horaria que facilita la adaptación a las tarifas más ventajosas para los diferentes hábitos de consumo, y un mejor servicio y reducción de molestias gracias a la realización remota de las operaciones (lectura del consumo, altas, bajas, modificaciones o reconexiones) de forma más ágil.

Los contadores inteligentes recogen los datos de consumo del cliente y los transmiten, a través del propio cable eléctrico con tecnología PLC, hasta un concentrador situado en el centro de transformación.  Este concentrador, con tecnología inalámbrica, envía la información a los sistemas de la compañía distribuidora. Las distribuidoras facilitan la información a la comercializadora del cliente para su facturación y la ponen a disposición del usuario.

Te puede interesar