La Costa del Golf quiere la Solheim Cup de 2023

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
José Gabriel Fernández

El golf sigue siendo arma poderosa para el turismo, para la economía y para ser el foco mundial por unos días. La Solheim Cup, la mayor competición por equipos de golf femenino y que enfrenta a EE.UU. y Europa desde 1990, podría venir a España por primera vez.

Así lo anunció el presidente de Turismo de la Costa del Sol, Elías Bendodo, que el pasado mes de noviembre presentó la candidatura para albergar la Solheim Cup en la que sería la cuarta ocasión en que se jugaría en un país europeo lejos de las islas británicas.

Bendodo mantuvo una reunión de trabajo con el presidente del circuito europeo femenino (LET), Mark Lichtenhein, a la que también asistieron  los alcaldes de Marbella, Ángeles Muñoz y Benahavís, José Antonio Mena, así como la presidenta de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol.

Para que la Costa del Sol pueda acoger esta competición se requiere un campo de alto nivel competitivo, con ciertas medidas de longitud, mantenimiento, equipamiento y la organización de personal, además de zonas espaciosas para la ubicación de gradas, carpas y aparcamientos. Según explicaron, el destino reúne todos los requisitos técnicos y de infraestructura para acoger este evento deportivo, que reúne a miles de aficionados al golf.

“La Costa del Sol reúne todos los requisitos técnicos y de infraestructura turística necesarios para acoger un evento deportivo de alcance mundial. Es un destino con una oferta hotelera de calidad, ya que más de la mitad de las camas hoteleras son de cuatro, cinco y cinco estrellas gran lujo, y las excelentes comunicaciones de autovías, autopistas o al AVE se suma la amplia oferta de conectividad del aeropuerto internacional de Málaga que tiene conexiones con más de 120 de las principales ciudades del mundo”, recalcó Bendodo.

“La Costa del Sol reúne todos los requisitos técnicos y de infraestructura turística necesarios para acoger un evento deportivo de alcance mundial”

Bendodo destacó también la doble importancia que tendría que la Costa del Sol fuera la sede de la Solheim Cup en 2023. “Será una oportunidad única para difundir en todo el mundo la oferta turística de toda la provincia de Málaga y servirá también para reforzar nuestra apuesta por fomentar el golf femenino, un campo en el que llevamos años trabajando con la Real Federación de Golf de Andalucía”.

De hecho La Costa del Sol ha albergado en cinco ocasiones esta década el Open de España Femenino, cita enmarcada en el Circuito Europeo, con la celebración del torneo en Flamingos en 2010, en La Quinta en 2011, en Aloha en 2016, y en Guadalmina en 2017 y en La Quinta otra vez en 2018.

El presidente de Turismo de la Costa del Sol insistió en el revulsivo que significaría la celebración de este torneo para el turismo de golf, uno de los segmentos más importantes de la provincia, que cuenta con más de setenta instalaciones, lo que supone dos tercios de los campos de Andalucía, y que genera un impacto de 1.400 millones de euros. “Para hacerse una idea de la relevancia de este turismo, el gasto medio del turista de golf supera los 1.800 euros con una estancia media de 12,31 días”, ha dicho Bendodo, que ha recordado que el sector genera 17.700 puestos de trabajo.

La Solheim Cup, torneo bienal disputado por equipos de doce jugadoras que representan a Europa y EE.UU. La última edición se disputó en 2017 en el Des Moines Golf and Country Club de Iowa (EE.UU.). En 2019 la sede será el campo escocés de Gleneagles y en 2021, el club Inverness, en Toledo (Ohio, EE.UU.)

Te puede interesar