Venezuela: los inversiones de China y Rusia, en juego

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Juan M. Comas

La negativa de China y Rusia a respaldar el reconocimiento de Washington podría tener un trasfondo económico y no tanto político. Según ha publicado recientemente el diario colombiano La República, se estima que China le ha concedido al régimen bolivariano entre 50.000 y 70.000 millones de dólares en la última década, pagaderos fundamentalmente en crudo del país hispanoamericano. Sin embargo, el régimen de Maduro no ofrece cifras oficiales. 

Lo curioso es que aún siendo Venezuela un país netamente exportador de petróleo (en 2016 60% de sus ventas al exterior eran de crudo), la deuda con el país asiático suma unos 20.000 millones de dólares.

Por su parte, la contribución de Rusia se estima en torno a los 17.000 millones de dólares en los últimos 20 años, según Bloomberg.

Los únicos que apoyan la dictadura de Maduro son los dos principales socios comerciales del régimen: China y Rusia

Con este país, en los últimos 15 años, se han suscrito más de 260 acuerdos comerciales en diversas áreas, principalmente petróleo y minería, y otras como medicina, turismo y agricultura. En diciembre del año pasado, durante un viaje a Rusia, Maduro volvió a acudir a su socio y en esa oportunidad el intercambio fue por alimentos, pues Putin prometió los últimos 6.000 millones de dólares mediante más 600.000 toneladas de granos.

Rusia y Venezuela operan varias empresas conjuntas en la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez y algunas son: Petro Monagas, Petro Miranda, Petro Victoria, Petro Perijá y Boquerón. Así mismo, en 2017 la petrolera rusa Rosneft suscribió un nuevo acuerdo para ampliar sus operaciones y proyectos gasíferos en la Península de Paria, en el estado Sucre.

Y es que el reconocimiento internacional de Maduro es muy limitado. Los únicos que lo apoyan son los que tienen relaciones comerciales o de cooperación, como Rusia y China. El vil metal es el que manda en esta cuestión. Una vez más.

Te puede interesar