BBVA y CaixaBank lideran la banca móvil

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Smartme Analytics, empresa que monitoriza el comportamiento de los usuarios a través de sus smartphones, ha presentado el Ranking Mobile Performance Index. Una clasificación basada en un algoritmo que se aplica regularmente para el sector financiero, identifica, en base a datos reales de uso, el posicionamiento de cada entidad financiera en el canal móvil.

De este ranking se desprende que tanto las entidades financieras con más trayectoria omnicanal como los nuevos bancos han crecido en movilización de su base de clientes: mientras que en el primer trimestre de 2018 el porcentaje de usuarios era del 46,7%, el sector ha cerrado el año con un 53,2% de usuarios de aplicaciones de banca móvil.

Las cifras actuales de penetración del sector indican que más de la mitad de la población se relaciona habitualmente con sus bancos a través del móvil. Conseguir un alto nivel de digitalización y una buena experiencia de uso digital es clave en la optimización de los modelos de negocio del sector financiero.

El ranking refleja que BBVA y CaixaBank se encuentran en la primera y la segunda posición respectivamente, con puntuaciones de 67,43 (BBVA) y 67,32 (CaixaBank), sobre 100; ING (49,79), Bankia (47,28), y Santander (46,55) les siguen en este orden como mejores posicionadas en el top 5. Por otro lado, a pesar de no entrar aún en este top 5, es muy destacable el crecimiento de dos bancos digitales como Bnext y N26, motivado fundamentalmente por el incremento en usuarios activos en el último trimestre.

Bnext sube a la séptima posición, con una puntuación de 40,19, y N26 al octavo puesto, con un 36,47, situándose ya por delante de bancos también con fuerte posicionamiento digital pero aún a bastante distancia en el índice, como Openbank (30,34), Bankinter (20,96), EVO (31,57), Abanca (36,06) y Unicaja (32,99), con un ritmo de crecimiento mobile menor que el resto de entidades financieras.

Dentro del sector financiero, es BBVA el banco mejor posicionado en el canal móvil, con una buena penetración en toda la población (21,5%); especialmente en los mayores de 45 años (25,2%), pero con buenas cifras en todos los grupos de edad.

Muy cerca está CaixaBank, que aumenta significativamente por su crecimiento en usuarios activos y engagement en los menores de 25 años. Además, ImaginBank, también de CaixaBank, se consolida como la entidad con mejores puntuaciones en ese índice de menores de 25.

El tercer puesto este trimestre lo ocupa ING, que avanza desde el cuarto puesto en el trimestre anterior, y que ahora ocupa Bankia, seguida de Santander. Este último también está en el top 5, pero con cifras algo más bajas, tanto en penetración como en uso de la app, con más usuarios de 45 años y un perfil menos digital. Aun así, también ha contado con un aumento en menores de 25 respecto a trimestres anteriores.

Openbank, la versión más digital del grupo, se mantiene y tampoco despunta, aunque los nuevos bancos BNext y N26 son los que más se alzan: desde el 15º y 19º puesto en el trimestre anterior al 7º y 8º respectivamente.

Por su parte, Sabadell y Unicaja aumentan ligeramente, fundamentalmente por el avance en el número de usuarios móviles con respecto al trimestre anterior. 

ABANCA y Ruralvia mantienen el ritmo de crecimiento de su app móvil, aunque mucho más moderado que las otras entidades mencionadas. Banco Popular continúa el descenso iniciado a principios de año, con menos usuarios en su app móvil e incluso con menores ratios de uso.

Por último, cabe destacar que, en el lado de los medios de pago, Paypal, Samsung Pay y Twyp de ING son las aplicaciones líderes, situándose en el top 10 de las aplicaciones financieras del sector.

El crecimiento continuo de las apps móviles como canal relevante de atención de las necesidades financieras está relacionado con los objetivos de la digitalización de la banca. “Contar con nuevas métricas, recabadas directamente de los usuarios, es clave para medir el rendimiento de la propia entidad con respecto a la competencia y a la evolución del mercado. Estos KPIs  permiten ir ajustando la estrategia digital y los planes operativos de digitalización con el foco puesto en el usuario”, señala Lola Chicón, consejera delegada de Smartme Analytics.

Te puede interesar