Dia perdió 321 millones en 2018 y realizará 2.100 despidos en España

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Juan M. Comas

El Grupo Dia registró unas pérdidas de 352,5 millones de euros durante el ejercicio 2018, en contraste con el beneficio de 101,1 millones obtenido en 2017.

Así se refleja en los resultados remitidos este viernes por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en los que se recoge que el grupo obtuvo unas pérdidas de 358,4 millones de euros en el segundo semestre de 2018, frente a los 47,1 millones de beneficio del mismo periodo del año anterior.

Según explicó la compañía, los 352,6 millones de euros de pérdidas se deben al impacto de 288 millones de euros tras el test de valoración de los activos. Sin estos efectos, el resultado neto ajustado es de 49,7 millones de euros, lo que significa un descenso del 74% con respecto a hace un año.

Día España registró unas pérdidas de 321,5 millones de euros, mientras que en 2017 obtuvo un beneficio de 93,3 millones.

En lo que respecta a la cifra de negocio, ésta se situó en 2018 en 7.288,8 millones de euros, un 11,3% menos respecto a los 8.217,6 millones del 2017. El grupo cerró 2018 con 6.157 tiendas, 56 más que en 2017. Por su parte, el Ebitda ajustado disminuyó un 34,8% y se situó en los 338 millones de euros.

Por otro lado, la deuda neta de la compañía llega a los 1.452 millones de euros, 506 millones de euros más que al cierre de 2017. Este incremento se debe al empeoramiento del capital vinculante derivado de la reducción del plazo de pago a proveedores.

El ejercicio 2018 fue inestable para Dia, con una importante pérdida de su valor en Bolsa que desembocó en su salida del Ibex-35, principal índice bursátil español. Así, este viernes, durante la presentación para analistas de los resultados de la compañía y su situación actual, el consejero delegado de DIA, Borja de la Cierva, afirmó que 2018 fue “un año turbulento para DIA, probablemente el más difícil desde la fundación de la compañía hace más de 40 años”. “Las cifras re-expresadas, y en particular los resultados de 2018, son un claro indicador de que nuestro desempeño no alcanzó las expectativas”, indicó.

Sin embargo, continuó, “también es evidente que, a pesar de lo ocurrido, la amplia red de tiendas ha seguido generando ventas netas por encima de los 7.000 millones de euros y seguimos siendo un importante distribuidor de alimentación porque cada día, millones de clientes leales en España, Portugal, Argentina y Brasil depositan su confianza en nuestra oferta y disfrutan de la proximidad de nuestras tiendas, de la calidad de nuestros productos y de la competitividad de nuestros precios”.

En esta línea, De la Cierva aseguró que “esta confianza es la razón por la que hoy estamos firmemente comprometidos a mejorar radicalmente nuestra propuesta comercial y a transformar el negocio de DIA en beneficio de todos nuestros grupos de interés”, por lo que apuntó que “para conseguir esta transformación, hemos atraído nuevo talento al equipo de gestión, junto con el que hemos desarrollado una nueva detallada estrategia para relanzar la compañía”.

Así, junto a los resultados de 2018, la compañía también presentó este viernes su nuevo plan de negocio para el periodo 2018-2023. Según indicó la compañía, este plan se basará en “una apuesta por reforzar la marca propia, potenciando la oferta de los productos frescos, haciendo los precios más competitivos con promociones personalizadas y una racionalización del surtido enfocada a las necesidades de los clientes”.

En esta línea, el objetivo de la compañía es “la transformación de la oferta comercial con el objetivo de situar la calidad, los precios competitivos y la proximidad en el corazón de la oferta de El Nuevo Dia“.

En lo que se refiere a la estrategia económica, la compañía espera que su Ebitda mejore a partir de 2020 y que, mientras en 2019 habrá una contención de la inversión, ésta se recupere a los niveles habituales a partir de 2020.

Por otro lado, la compañía también anunció este viernes un proceso de despido colectivo que afectará en España a un máximo de 2.100 empleados de Dia y su filial Twins. Dicho proceso, apuntó la compañía, “tiene por objetivo asegurar la sostenibilidad futura de la compañía y reforzar la posición global del grupo”.

También se anunció una Oferta Pública de Acciones (OPA) lanzada por LetterOne, compañía controlada por el magnate ruso Mikhail Fridman y principal accionista de Dia al poseer el 29% del grupo. La oferta es de 0,67 euros por título y está supeditada a la ampliación simultánea de capital por valor de 500 millones de euros y con intención de excluirla en bolsa.

Posteriormente, el Consejo de Administración de Dia subrayó el miércoles la “incertidumbre” que supone la opa formulada por su principal accionista sobre el 70,9% que no controla de la cadena de distribución y alimentación, pero se mostró dispuesto a dialogar para resolver los aspectos dudosos.

Por otro lado, ayer tres accionistas minoritarios de Dia anunciaron un pacto para-social para sindicar sus acciones, convirtiéndose, con un 3,25%, en el tercer máximo accionista de la compañía. Se trata, concretamente, de Naturinvest, dueña del 2,94% de las acciones de DIA; Pablo Gómez-Pablos, con un 0,22%, y Altocapital Inversiones, poseedora del 0,088%.

De esta forma, estos tres accionistas dan lugar a un bloque accionarial de participación significativa y se convierten en el tercer mayor accionista de la compañía, tras LetterOne, que posee el 29%, y de Goldman Sachs, propietaria del 5,36%.

 

Te puede interesar