Inversiones rentables: crowdfunding inmobiliario

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Que las inversiones inmobiliarias son uno de los sectores que más adeptos atraen en nuestro país es una realidad bien conocida. Sobre todo ahora, que parece que el mercado da signos de repunte y atrae así a aquellos que se preguntan dónde invertir dinero.

De hecho, precisamente esta característica es la responsable de las consecuencias positivas y negativas de un sector tan clave tanto en nuestras economías domésticas como para la economía nacional. Basta mirar a la crisis que la actividad desaforada del sector generó hasta 2008 para saber lo que no hay que hacer.

Como consecuencia de ello, uno de los mayores problemas actuales tiene que ver con las barreras de entrada del sector y la experiencia de la burbuja inmobiliaria. Sin embargo, también es cierto que el sector inmobiliario se ha transformado de manera radical en los últimos años, y con él también la manera de invertir en él.

Si consultamos cualquier blog inmobiliario, comprobaremos que existen numerosas opciones para invertir en el sector. La primera y más común es la compra de bienes inmuebles. Sin embargo, esta opción requiere grandes cantidades de dinero y un proceso de amortización bastante largo. Otra alternativa son las SOCIMIs o Sociedades Cotizadas Anónimas de Inversión en el Mercado Inmobiliario, que se mueven en el sector bursátil.

Su ventaja frente a la inversión directa en inmuebles es que suelen ser gestionadas por profesionales del sector, lo que se añade a las ventajas de la cotización en bolsa y a un cierto grado de diversificación que no sería fácil alcanzar con una cartera propia. Además de estas, una de las opciones más novedosas es el llamado crowdfunding inmobiliario.

Según Bricks&People, este tipo de financiación participativa que se vehicula totalmente a través de internet ofrece oportunidades tanto para el desarrollo de proyectos como para la promoción de la inversión. De esta manera, si por una parte, ciertos proyectos inmobiliarios que requieren financiación pueden acceder a ella y adquirir al miso tiempo mayor visibilidad y, por otra parte, las personas interesadas en invertir en el sector inmobiliario pueden hacerlo sin necesariamente cumplir los estrictos requisitos económicos que esto implica cuando se opta por comprar bienes inmuebles.

Pero, ¿en qué consiste exactamente el crowdfunding inmobiliario?
En términos generales, en el crowdfunding inmobiliario consiste en obtener financiación para un proyecto e incorporar los participantes suficientes para que el promotor pueda comenzar con el plan de ejecución publicado en la plataforma. Este comprende varias fases, desde la compra del inmueble o suelo inmobiliario a la propia venta del inmueble. Si se trata de inversores acreditados, no hay límite a la hora de invertir, mientras que para los no acreditados la cantidad oscila entre los 1.000 y los 3.000 euros. Con ellos, el plan de inversión puede realizarse a tipo fijo, por plusvalía o a través de rentas, según la duración del proyecto y de las características del tipo de interés y beneficio que se desea obtener.

En cualquier caso, lo que sin duda sigue atrayendo a numerosos inversores en el sector, sea cual sea la modalidad de inversión, es que se trata de activos tangibles.

Te puede interesar