Casi la mitad de los empleados europeos sienten que sus directivos no valoran su talento

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Casi la mitad de la fuerza laboral de Europa siente que los directivos de sus empresas no les entienden o no aprovechan su talento y capacidades, según las conclusiones de “People Unboxed”, un estudio de ADP, proveedor global de soluciones de gestión de recursos humanos. El estudio también indica que un tercio de los trabajadores europeos están descontentos con la calidad del liderazgo, lo que nuevamente muestra una desconexión significativa entre los empleados y los empleadores.

Sin embargo, el 61% de los encuestados se siente más valorado por sus responsables directos ya que les conocen mejor y apoyan sus carreras. Esto muestra que quienes trabajan más estrechamente disfrutan de mejores relaciones, lo que a su vez puede convertirse en una mayor calidad del trabajo y una mayor productividad. La lección para las empresas es que las relaciones estrechas entre todo el personal, independientemente de la antigüedad, son importantes.

Las conclusiones del informe están respaldadas por otros aspectos que demuestran qué motiva a los empleados, qué los mantiene contentos y comprometidos en el trabajo, y qué los hace querer quedarse. Por ejemplo, señala que para muchos de los trabajadores europeos la remuneración económica no es su principal motivación, ya que el 48% dice que va a trabajar por razones tales como el desarrollo personal, la satisfacción laboral o las relaciones laborales.

Al analizar cuándo la falta de motivación puede convertirse en abandono laboral, el informe destaca que un 28% de los empleados europeos tienen ganas de renunciar al menos cada pocos meses, y más de uno de cada diez (13%) lo considera semanalmente o con más asiduidad.

Raúl Sibaja, director de operaciones de ADP Iberia comenta que el informe “apunta a un tema preocupante: los directivos a menudo no comprenden realmente a su gente y no saben lo que podrían aportar a sus empresas. Si los empleados no se sienten valorados y comprendidos, es probable que se comprometan menos en su papel y sean menos productivos en su trabajo. Como hemos visto en People Unboxed, el dinero no es el principal motivador y los trabajadores a menudo están motivados por razones más personales como las relaciones laborales o el crecimiento profesional”.

Sibaja también señala que “aunque requiera tiempo y dinero, y a veces a los empleados les cueste ver su utilidad, es muy importante dedicar esfuerzos en aplicar estrategias que nos ayuden a entender mejor a nuestros empleados. Esto permite a las empresas optimizar su talento y asegurarse de que los empleados sientan que su potencial está siendo utilizado y se sienten motivados para hacer mejor su trabajo. Los empleadores que no lo hacen corren el riesgo de tener una fuerza laboral desconectada con baja productividad y potencialmente con una alta rotación de personal”.

Te puede interesar