“Watiofy es un comparador de tarifas y precios de energía, que trata de hacer las cosas más sencillas”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

Watiofy nace en 2017 para asesorar a los pequeños consumidores, ayudarles a entender el sector energético español y facilitarles fórmulas para sus facturas de energía. Arturo Cardenal Duce, fundador y consejero delegado de la compañía, lleva en sector de la energía prácticamente toda su vida profesional y tenía muy claro que la liberalización del mercado energético implicaría la aparición de nuevas comercializadoras de energía y una exigencia de información y transparencia por parte de unos consumidores.

En el arranque del Proyecto, Cardenal se apoyó en amigos y ex-compañeros con dilatada experiencia en sus ámbitos profesionales, Fernando Stolo que acumula más de 20 años de experiencia como director Creativo y de Marketing, aporta ideas innovadoras y ayuda a impulsar la macar y el proyecto, David Galdo, consultor TIC, quien además de su visión tecnológica ha liderado y colaborado en el desarrollo de la primera versión de la aplicación, Ángel Gallego, directivo en multinacionales del IT, eCommerce, Viajes y Turismo que aporta su experiencia en desarrollo de negocio.

Tras un año de rodaje y consolidación del proyecto, en enero de 2019, para dar un salto cualitativo, se inició una ronda de financiación en la que se incorpora un family office especializada en inversiones, orientado a negocios B2C, en sectores de crecimiento y con apuesta por el desarrollo tecnológico, además de esto se ha contado con el apoyo de ENISA a través de sus línea de financiación para proyectos de emprendimiento innovador.

Arturo Cardenal, consejero delegado de Watiofy, asegura que “esta ronda es importante para afianzar nuestra posición en el mercado español, acelerar nuestro ritmo de crecimiento y reforzar nuestra apuesta por convertirnos en el referente de asesoramiento energético para el pequeño consumidor”.

¿Qué servicios presta Watiofy y qué ventajas ofrece a los consumidores?
Watiofy es un comparador de tarifas y precios de energía, que trata de hacer las cosas más sencillas y fáciles para el consumidor, que en nuestro caso son fundamentalmente los pequeños consumidores, como hogares, comercios, autónomos, despachos profesionales o pequeñas empresas. Nuestra misión es el asesoramiento gratuito basado en la transparencia y en simplificar la información del mercado energético. Informamos y asesoramos al consumidor para que tome la decisión más inteligente y ventajosa sobre su factura energética. Queremos ser su apoyo a la hora de entender sus facturas, de ahorrar y de realizar distintas gestiones con las comercializadoras. Nuestro servicio es totalmente personalizado. El consumidor debe facilitarnos unos datos básicos: consumo eléctrico, potencia, importe de las facturas. Con estos datos establecemos un perfil de consumo. Analizamos y comparamos el 100% de la oferta existente en el mercado le mostramos únicamente las tarifas que mejor encajan con su perfil, en cuanto a ahorro y servicios. Nos apoyamos en la tecnología para aportar soluciones eficaces y resolver las necesidades específicas de cada consumidor. Nuestro trabajo fundamental es ordenar y cualificar la amplísima oferta existente en el mercado eléctrico actual y acompañar a los usuarios en el cambio de compañía comercializadora de energía. Aspiramos a convertirnos en un referente en el asesoramiento energético, movidos por una gestión responsable de nuestros clientes y la contribución a la mejora del entorno energético, siempre apostado por el uso de las nuevas tecnologías.

“Nuestra misión es el asesoramiento gratuito basado en la transparencia y en simplificar la información del mercado energético. Informamos y asesoramos al consumidor”

¿Qué cambios se esperan en el sector próximamente? ¿Debemos temer los consumidores nuevas subidas en el precio de la luz?
A nivel global, en el sector energético, se anticipan cambios para los próximos años, que surgirán fundamentalmente del avance de las energías renovables y el auge de nuevos modelos comerciales. Por una lado, las energías renovables ganarán cada vez más protagonismo, el autoconsumo energético, las “Smart Cities”, el Hogar Inteligente o la movilidad eléctrica qué hará más compleja aun la gestión de los sistemas energéticos y provocará un cambio de paradigma desde el punto de vista del consumidor, donde la tecnología y la energía estarán cada vez más unidas, en el día a día de nuestra vida y nos obligará s ser más activos y estar más comprometidos con la gestión eficiente del uso de la energía. Por otro lado, y por descontado hay que revisar que con todo este cambio, se atienda de mejor forma las necesidades básicas de los colectivos más desfavorecidos y luchar de manera más efectiva contra la pobreza energética. En el caso de la luz, la subida o baja del precio, se debe, entre otros, a estos factores:

1) Condiciones meteorológicas, por ejemplo la escasez de lluvia y viento impone la necesidad de recurrir a fuentes de energía más caras.

2) Picos de consumo, como consecuencia de las olas de frío y de calor, el consumo se dispara con incrementos.

2019 ha arrancado, con la parte regulada del recibo (representa el 40% de la factura) congelada, por lo que la evolución de la factura dependerá del comportamiento del mercado mayorista, conocido como “pool”, que afecta a algo más de un tercio del recibo. No obstante, la tensión en el pool se mantendrá al menos en el primer trimestre de 2019, después de cerrar 2018 con el precio del megavatio hora (MWh), más alto de la última década, lo que hará que el precio no se incremente excesivamente, a aunque a medida que avance el año y sobretodo teniendo en cuenta los factores anteriores el precio podría aumentar.

¿Podría explicar brevemente cómo se fija el precio de la luz que pagamos cada mes y qué conceptos son ajenos al servicio que nos prestan las eléctricas?
Los consumidores pueden escoger entre dos opciones en el mercado: mercado libre o mercado regulado, que se fija con el PVPC (Precio voluntario pequeño consumidor). En el mercado libre, cuenta con un sistema de precio fijo, pactado entre la comercializadora de energía y el consumidor. En el mercado regulado, el precio del kilovatio cambia cada hora del día en función de la oferta y la demanda y se establece en el mercado mayorista o “pool”. Por lo tanto, el precio que acaba pagando el consumidor “es proporcional, pero no está directamente relacionado al de la subasta del mercado mayorista”, ya que influyen otros factores en la factura como los impuestos y las primas del precio de la energía. Este precio mayorista de la electricidad tiene un peso cercano al 35%, mientras que alrededor del 40% corresponde a los peajes y cerca del 25% restante, al IVA y al Impuesto de Electricidad. Los conceptos que debemos tener claros en la factura son: el término de potencia que es la parte fija de la factura, el término de consumo que es la parte variable de la factura, los costes regulados, conocidos como ‘peajes’, e impuestos: El Impuesto sobre la Electricidad y El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y, por último, el alquiler del contador de luz.

¿Cómo están dando a conocer el comprador y cómo obtienen los ingresos?
Hasta ahora únicamente hemos realizado acciones de PR y alguna prueba de canales digitales. Con el cierre de la ronda de financiación vamos a poner en marcha un plan de captación, con mucho peso en lo digital, que nos permitirá acercarnos a nuestro objetivo de convertirnos en referente del asesoramiento y ahorro energético para el consumidor final. Nuestro modelo de negocio es muy sencillo, cobramos una comisión a las compañías de energía por cada nuevo contrato que se genere a través de nuestra plataforma y con las que tengamos acuerdos comerciales, que no son todas las compañías que comparamos. Esperamos que en breve, el canal digital sea uno de los canales de referencia, actualmente 1 de cada 5 usuarios utiliza internet para consultar ofertas de luz y gas. La tendencia en Europa es que se regule en cierta medida la venta a domicilio de este tipo de servicios, lo que sin duda abrirá más aun la posibilidades de los comparadores en el mercado de la energía.

¿Cómo garantizan que sus recomendaciones son realmente imparciales?
Una de nuestra máximas es la transparencia. Analizamos y comparamos prácticamente el 100% de la oferta existente. En nuestro comparador están presentes casi todas las compañías energéticas, independientemente de si tenemos o no acuerdos comerciales con ellas. Para recomendar las tarifas nos basamos en el máximo ahorro y en que cumpla las expectativas del cliente. Por ejemplo, si un cliente busca energía 100% verde puede filtrar los resultados para que el algoritmo solo le muestre la tarifas que cumplan esa característica siempre tomando como referencia el ahorro. Nos mueve la innovación continúa, que genere valor para los clientes y para la sociedad, que conectan con las necesidades reales de los consumidores y les aporte soluciones prácticas que supongan ahorro de tiempo y de dinero.

¿Cuántas consultas, usuarios registrados y demás han alcanzado ya? ¿Qué previsiones manejan para el 2019?
Desde el lanzamiento hemos cerrado acuerdos importantes con 30 comercializadores de energía, más de 150.000 usuarios han visitado nuestra plataforma, hemos realizando 21.000 gestiones, desde asesoramiento en la elección de tarifas de electricidad hasta tramitaciones y cambios de contratos con las comercializadoras y hemos ahorrado a nuestros usuarios más de 40.000 euros. El siguiente paso es completar la oferta actual con gas y otros servicios de valor añadido, para ayudar a los clientes a ahorrar y devolverles el control sobre la energía que consumen. Estamos desarrollando también aplicativos basado en móvil que simplifiquen todos los procesos de cambio de contrato y o de compañía comercializadora. En 2019 queremos llegar a 150.000 gestiones, incluyendo luz y gas.

¿Qué cifra de facturación alcanzaron en 2018 y cuándo esperan llegar al punto de retorno?
2018 ha sido el año de consolidación del proyecto desde la perspectiva de validación de modelo de negocio y equipo, por lo que la facturación no era uno de los objetivos principales. Este año será el año en el que pretendemos acelerar nuestro crecimiento y afianzarnos en el mercado español como referentes de asesoramiento energético para el consumidor final. Prevemos un EBITDA negativo hasta 2021.

Te puede interesar