Pole, la nueva marca de relojes creada para el hombre de hoy

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Pole es una marca de relojes de hombre creada por Grupo Citytime como resultado de una revolución que aboga por el slow life: una filosofía de vida que huye de convencionalismos, rutinas e imposiciones, a favor de la originalidad, la fidelidad a uno mismo y la búsqueda de una identidad y personalidad propias a través de nuevas experiencias con las que capturar lo esencial de cada momento, que apuesta por aportar una visión diferente de concebir el tiempo simplificando al máximo la funcionalidad de sus relojes mediante una esfera con una única aguja. Porque la vida no hay que medirla en horas, minutos y segundos, sino en experiencias.

En un mundo ruidoso, saturado y frenético, en una sociedad que vive al ritmo que marcan las agendas, la rutina, las obligaciones y las prisas, surge una revolución. Esta revolución ha traído consigo una nueva filosofía que persiga un único objetivo: recuperar el control de nuestras vidas. Volver a ser dueños de nuestro tiempo. Sentirnos libres otra vez.

Esta revolución se llama Pole, la nueva marca de relojes para hombre de Grupo Citytime, referente en España e internacional en la distribución de relojería y accesorios, que se lanza por primera vez a la gran aventura de crear su propia marca.

Pole son más que relojes. Son el símbolo del ‘slow life’, un estilo de vida que huye de convencionalismos, rutinas e imposiciones; una declaración de principios en favor de la originalidad, la fidelidad a uno mismo y la búsqueda de una identidad y personalidad propias a través de nuevas experiencias con las que capturar lo esencial de cada momento; una invitación a detener el tiempo, evadirse, dejarse llevar, disfrutar cada instante como único y adoptar una manera más relajada de mirar al mundo, de pensar y de sentir.

Todo un conjunto de valores que Pole ha querido poner de claro manifiesto saliéndose de los parámetros habituales y simplificando al máximo la funcionalidad de sus relojes mediante una esfera con una única aguja. Algo nunca visto que materializa a la perfección el espíritu de Pole: aportar una visión diferente de concebir el tiempo.

Porque la vida no hay que medirla en horas, minutos y segundos, sino en experiencias

No importa cuándo. Importa qué, cómo, con quién y por qué. Pole es una vuelta a los orígenes, a la sencillez, a la naturaleza, a través de su diseño minimalista y de la elección de sus materiales, sus colores, olores y texturas, que les otorgan una visibilidad que llaman a abandonar la rutina, alejarse de la ciudad y entregarse al placer de desconectar por completo.

Los relojes de Pole no constituyen instrumentos de precisión, sino de inspiración. No funcionan al servicio de una agenda plagada de compromisos ni sometidos a deadlines o cuentas atrás. Son auténticos, miran siempre hacia delante, viven con independencia, disfrutan del momento y laten por sí mismos, totalmente ajenos a la velocidad y el ruido.

Especialmente pensados para hombres viajeros y reflexivos, amantes de la vida tranquila, el tiempo libre, el deporte y la naturaleza, Pole irrumpe en la cotidianidad como un sople de aire fresco para convertirse en la alternativa más innovadora, original y disruptiva que ha visto la relojería masculina en mucho tiempo.

Te puede interesar