La empleada de una conservera que descubrió cómo vender marisco online

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Sandra Amézaga es una gallega de familia de pescadores que lleva trabajando en el sector desde 1995. Conocedora de los pormenores del sector y de lo que cuesta que el buen marisco gallego esté disponible más allá de unos pocos privilegiados, empezó a enviar el producto a consumidores como un favor, hasta que un día “vi que ahí había negocio”.

Así que en 2012 se aventuró a crear Exisitec.es, una página web de pedidos de marisco de Galicia bajo demanda, cuando apenas se hacía. Aunque reconoce que ahora hay más competencia, deja claros sus puntos fuertes para poder diferenciarse y aportar valor: su empresa visibiliza a las mujeres empresarias en la industria, hace especial hinapicé en la calidad del producto y garantiza su trazabilidad para dar seguridad a sus clientes.

Este último punto es crucial, ya que para lograrlo se han desprendido de los intermediadios. Una vez que se registra un pedido en la web de Exquisitec, el personal va a la lonja a comprarlo, lo empaquetan con esmero y lo envían. En 48 horas desde que llega la orden, la empresa garantiza que el producto está en cualquier mesa española. Esta viguesa estudió Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid. Ha trabajado en diferentes puestos de la industria alimentaria y conservera (grupo Calvo), hasta que en 2012 fundó Exquisitec.es, donde ejerce de directora general.

Te puede interesar