El arte de una startup española que le vende flores a los propios holandeses

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Juan M. Comas

Colvin es una startup que ha revolucionado la industria de las flores en el sector online con voluntad de convertirse en el referente del sur de Europa. El equipo selecciona cuidadosamente las flores y los productores con los que trabaja para garantizar el mejor producto y servicio. Para Colvin, la experiencia es la clave para poder recuperar la magia de las flores.

Ahora la empresa ha anunciado su llegada a uno de los principales mercados de flor cortada del mundo: Holanda. Y es que la reciente ampliación de dos millones de euros adicionales a la ronda anterior de la mano de MIP y Mediaset Italia, ha acelerado el proceso de expansión internacional de la firma hacia el norte de Europa y ya son cinco los países en los que Colvin reparte a diario miles de flores. La empresa de comercio electrónico fundada por Sergi Bastardas, Andrés Cester y Marc Olmedillo, ha levantado más de 11 millones de euros en operaciones financieras desde principios de 2017.

Holanda es uno de los principales líderes en el segmento de flores y plantas, un país con gran tradición en importación y exportación para todo el mundo, que se ha ganado el apodo de ser el “Wall Street de las Flores”. Si hay una flor característica de los Países Bajos esos son los tulipanes. Según datos oficiales, cada día se subastan alrededor de siete millones de ejemplares en el mercado de Holanda, una flor de gran simbología que cuenta con más de 3.000 variedades disponibles.

El consumo de flores frescas es una costumbre arraigada entre la población holandesa, de hecho el 65% de las flores vendidas en los Países Bajos son para uso personal. Según las estadísticas del comercio de flor cortada en el mercado europeo, la población holandesa gasta una media de 52 euros/año por persona en flores, lo que representan 900 millones de euros/año en toda Holanda.

Si bien es cierto que las tiendas de flores son muy populares, siendo especialmente importantes en la compra de bouquets y arreglos florales de calidad, la tendencia en las dinámicas de compra online nos muestran datos muy interesantes: la penetración actual de los usuarios es del 86,9% y se espera que alcance el 92,7% en 2023.

Colvin nació a finales de 2016 explotando la inmediatez de la web y aprovechando las ventajas de la tecnología para desintermediar la cadena de suministro en el sector. Se estima que en los próximos 10 años la demanda de flores frescas se multiplique por cinco, por lo que el objetivo de Colvin es seguir creciendo apostando por la calidad y el diseño, además de ofrecer precios hasta un 50% más económico. El especial mimo en el diseño de las composiciones, el embalaje y la atención al cliente, hacen única la experiencia de compra en Colvin.

Colvin nació a finales de 2016 explotando la inmediatez de la web y aprovechando las ventajas de la tecnología para desintermediar la cadena de suministro en el sector

El servicio ya está operativo en todas las regiones de los Países Bajos, con precios que oscilan entre los 25 y los 55 euros en función del ramo seleccionado y su tamaño. Al igual que en el resto de países en los que Colvin está presente, los ramos se pueden personalizar con mensajes o dedicatorias para regalos u ocasiones especiales. Además, también es posible apuntarse al servicio de suscripción de Colvin para recibir ramos periódicamente a partir de sólo 22 euros.

“Llegar a Holanda ha sido siempre uno de nuestros objetivos y uno de nuestros mayores retos, es el país líder en importación y exportación de flores por lo que este paso va a suponer un punto de inflexión para Colvin. Hemos trabajado mucho para tener un modelo de negocio fuerte y con garantías de escalabilidad, que unido a nuestra experiencia en España y otros países del sur de Europa, nos permitan tener una proyección muy positiva en países que ofrecen grandes oportunidades de crecimiento para convertirnos en líderes del sector”, comenta Sergi Bastardas, cofundador y COO de Colvin.

Te puede interesar